Verónica Fajardo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El Rastro Municipal es un matadero que en más de 30 años de uso ningún gobierno municipal le ha dado mantenimiento para lograr la modernización necesaria, regidores de la comisión de Reglamentación y Salud Municipal indicaron que antes de terminar la administración pública debe darse una solución porque hay riesgos de salud pública y contaminación.

El regidor de la Comisión de Salud Municipal, Antonio Meckler Aguilera, resaltó que el Rastro Municipal presenta problemas de salud que se han estado denunciando desde hace muchos años y es parte de las quejas ciudadanas, en la reunión que tuvieron los concejales con el secretario del Ayuntamiento analizaron la posibilidad de concesionarlo para que logre la categoría de un rastro Tipo Inspección Federal.

También te puede interesar: Quintanarroenses consumen carne de res sin certificación

Las comisiones encargadas de darle una solución al rastro, le presentaron al tesorero municipal, Lamberto Cruz Cruz, el proyecto con la inversión de 40 millones de pesos para tener un rastro municipal Tipo Inspección Federal (TIF), pero el funcionario les respondió que el Ayuntamiento no cuenta con esta cantidad.

Los regidores presentaron el estudio técnico y de justificación con tres propuestas para que antes de que termine el año el Rastro Municipal pueda tener el reconocimiento TIF.

La primera propuesta es la inversión directa del Ayuntamiento; la segunda, la asociación pública y privada, pero con los tiempos tan cortos que tiene la administración pública sólo trabajarían menos de un año.

La tercera opción, concesionar el rastro a un particular para que pueda tener la mejor infraestructura y no esté en riesgo la salud pública y deje de contaminar porque no tiene los mecanismos para procesar el estiércol y la sangre de los animales sacrificados.

El matadero se construyó hace más de 30 años, la maquinaria esta oxidada y obsoleta, la carne que se maneja en este lugar no cuenta con sellos de certificación y ha sido motivo de diversas denuncias ciudadanas por las condiciones insalubres en que opera, además de que está ubicado dentro de la ciudad y genera mal olor alrededor de los fraccionamientos de la Región 99.