Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- En 2018 se va a reactivar el comité del Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL) para concluir el nuevo modelo que quedó pendiente desde la pasada administración, una vez que se defina el mecanismo para librar el problema que implica la explotación minera de Calica, que fue lo que detuvo el proceso.

Gustavo Maldonado Saldaña, regidor de la comisión de Ecología, indicó que con sus asesores jurídicos elaboran una propuesta para destrabar la discusión del POEL generado por la pugna de la empresa Calica para quitarle el carácter de conservación a sus predios que resultó de la más reciente actualización del instrumento en 2009, y dotarlo de una autorización para la explotación minera.

También te puede interesar: Museo submarino en Playa Mamitas, ¡vuelve a ser rechazado!

No obstante que el regidor panista no quiso abundar sobre el cómo librarán ese problema, aseguró que los últimos meses de la administración deberá terminar con la segunda fase del POEL para empatarlo con las modificaciones que se harán al Programa de Desarrollo Urbano (PDU) que ya se ha comenzado a discutir.

“Ya tenemos la caracterización y diagnóstico del POEL. Vamos a buscar a personas expertos en el tema para poder entrar a la revisión de ese instrumento y tener a la par la revisión del PDU, pero no vamos a dejar el POEL de lado y creemos que tiene que quedar en esta administración, pese al tema de Calica, que es complejo y que no todos le quieren entrar”, dijo.

La comunidad ambientalista y la industria hotelera se han manifestado en contra de las actividades mineras que realiza Calica, incluso han basado sus posturas en los análisis de la Semarnat que ubicó sus predios como una zona de alta fragilidad ecológica por el recurso hídrico que alberga, presencia de cuevas y cavernas y una variedad de vida animal y vegetal.