Agencia
Quintana Roo.- Con el propósito de prevenir actos ilícitos con impacto ambiental, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) implementó un operativo forestal en el Área de Protección de Flora y Fauna Bala’an K’aax, en Quintana Roo.

Derivado de estas acciones, se instauraron tres procedimientos administrativos por aprovechamiento de recursos forestales maderables y cambio de uso de suelo en terrenos forestales, con daños al ecosistema, informa la agencia Notimex.

En un comunicado, la Profepa informó que lo anterior se realizó durante la visita de inspección de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

También te puede interesar: Clausura Profepa obras de condominios en Akumal

Precisó que los inspectores federales de esta Procuraduría, aseguraron mil 135 metros cúbicos de madera labrada de Chico Zapote (Manilkara zapota), más 2 mil 514 en rollo de la misma especie.

El operativo se realizó en coordinación con elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) en predios, localidades y ejidos ubicados en el interior del Área de Protección de Flora y Fauna Bala’an K’aax, municipio de José María Morelos.

Derivado de lo anterior y con fundamento en el artículo 170, fracciones l y II, de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), se impuso como medida de seguridad la clausura total temporal de los predios visitados y el aseguramiento precautorio de las materias primas forestales y herramientas.

De acuerdo a la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, las violaciones cometidas podrán ser sancionadas con la imposición de una multa. Conforme a lo previsto en el artículo 418 del Código Penal Federal, dichas conductas pueden derivar en un delito penal.