Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Quintana Roo.- Ante el embate del sargazo en la temporada de verano, los visitantes que se hospedaron en el destino dejaron las playas para explorar los cenotes, sector que en términos generales fue el más recurrido entre los vendedores de tours, informó Rocío Ocampo Colmenares, directora de Turismo municipal.

“La mayoría de los turistas que dejaron las playas se fueron a los cenotes, como son de fácil acceso se pueden ir por su cuenta en el transporte público. No tenemos mediciones de niveles de ocupación, pero lo que reportan es que hubo más afluencia que en otros años, y en los módulos de información de la Dirección de Turismo preguntaban mucho por los cenotes y es una forma de medir que sí fue este sector el ganador”, dijo la funcionaria.

También te puede interesar: Aplican contención del sargazo en su ausencia

De acuerdo a las estimaciones del sector, la ocupación hotelera promedio rondó los 90 puntos porcentuales con alzas al 92%, una disminución de dos puntos porcentuales respecto a otras temporadas altas.

En la zona de playas, la presencia del turismo más bien fue escasa, como lo consideró Pedro Morales Cantú, coordinador de Guardavidas, quien vio “lejano los 15 mil bañistas de hace unos años, apenas si había un par de miles cuando hubo mucho sargazo, especialmente en la zona del centro”.

Para los prestadores de servicios turísticos, en la zona de playas la ocupación hotelera del 90% no se reflejó en sus actividades. José Gómez Burgos, secretario de la Cooperativa Turística del Mar Caribe, indicó que las jornadas de mayor actividad llegaron a una operatividad del 75% “pero en realidad fueron pocos días”.

Consultado sobre la actividad, y aunque no dio información concreta de la totalidad de visitantes, la empresa Río Secreto, tuvo entre enero y junio un incremento del 3% respecto al mismo período del año pasado, aunque aún están contabilizando la afluencia en todo el verano que sí fue mayor.

Así como ese, otros lugares de nado en agua dulce tuvieron más visitantes. “Las preguntas que más nos hicieron, sobre todo el turismo nacional y argentino fue por los cenotes, que se convirtió en una alternativa a las playas”, reiteró Ocampo Colmenares.