Claudia Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Quintana Roo recibirá 175 millones 833 mil 720 pesos del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal (FASP) 2018, recursos que distribuirá en mayor cantidad en los municipios que no cuentan con apoyo de Recursos Federales para atender la seguridad pública, recursos que pueden ser entregados en especie o servicios.

Para el ejercicio 2018, la Federación repartirá entre todos los estados del país mensualmente 698 millones 959 mil pesos, recursos destinados a la seguridad, de los cuales Quintana Roo recibirá 17 millones 583 mil 372 pesos cada 30 días durante 10 meses a partir marzo, publicó ayer el Diario Oficial de la Federación (DOF).

También te puede interesar: Se implementan operativos de seguridad en Solidaridad

Presupuesto que conforme a las políticas lo dividirá entre todos los municipios, pero hay una mayor asignación para los que carecen de apoyos federales como el subsidio del Fondo de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), y es el caso de Bacalar y Puerto Morelos, este último aún recibe apoyo de Benito Juárez en esa materia.

Para este año, los municipios beneficiados con el Fortaseg son Benito Juárez, Cozumel, Felipe Carrillo Puerto, Isla Mujeres, José María Morelos, Lázaro Cárdenas, Othón P. Blanco, Solidaridad y Tulum, cantidades que van de los 39 a los 10 millones de pesos, de acuerdo a los criterios de calificación.

De acuerdo con la Secretaría de Gobierno del Estado esos recursos del FASP los entrega a los municipios en donaciones, comodato o especie, nunca en efectivo, y para el presente año uno de los objetivos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública es que se cumplan las metas de profesionalización de los elementos policiales de las distintas instituciones encargadas de la seguridad pública, equipamiento, construir o fortalecer la infraestructura física, e implementar bases de datos útiles para los fines de seguridad de la población y sus visitantes.

El que al menos un 50% de los elementos obtengan este año el Certificado Único Policial (CUP) es una de las metas que deben cumplir las corporaciones policiales, porque para 2019 la totalidad del personal debe estar certificada.

La meta del Gobierno del Estado como parte de las acciones de la profesionalización de los policías es que estos acrediten estudios superiores que garanticen la realización de sus funciones eficazmente y en apego a derecho, como parte de esas acciones ha firmado acuerdos con instituciones educativas para la preparación académica de los uniformados.