Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Quintana Roo tiene 400 kilómetros de arrecife y a pesar de que 37% presenta estado de salud “malo” y 13% “crítico”, los recursos que los tres niveles de gobierno destinan “es nada” en comparación a la inversión requerida para su restauración, señaló Anastazia Teresa Banaszak, titular del laboratorio de investigación integral para la conservación de arrecifes de la unidad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Puerto Morelos.

A través del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) este año recibió 500 mil pesos para realizar su trabajo y el resto del dinero es donado por fundaciones nacionales e internacionales; la inversión necesaria para producir un recluta de coral es de entre 100 y 200 dólares, dijo la investigadora.

También te puede interesar: Planean asegurar los arrecifes de Quintana Roo

La inversión mínima para restaurar un metro cuadrado de arrecife, es de mil dólares, pero la cifra aumenta dependiendo del grado de afectación y del método utilizado para el cultivo de coral, informó María del Carmen García Rivas, directora del Parque Nacional Arrecifes de Puerto Morelos.

La Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA) de Quintana Roo, informó que este año el gobierno del estado, a través del Instituto Nacional de Pesca (Inapesca), ha invertido 526 mil pesos en la reproducción y siembra de coral.

La zona arrecifal de Quintana Roo forma parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM), abarca aproximadamente 400 kilómetros, desde Isla Contoy hasta Xcalak, prácticamente todo el frente de la entidad.

La investigadora Anastazia Teresa Banaszak fue determinante al aceptar que todo el arrecife presenta afectaciones, generadas por el hombre y por causas naturales, la más reciente la presencia masiva de sargazo.

Restaurar este ecosistema requiere meses de trabajo e inversión de recursos económicos, para lograr reproducir corales manipulados genéticamente los científicos tiene una sola oportunidad al año, es en agosto cuando los corales inician el periodo de desove que los científicos aprovechan para capturar los gametos que contienen los óvulos y espermatozoides para posteriormente reproducirlos en el laboratorio.

Estas labores, en mayor porcentaje, son financiadas por fundaciones mexicanas y extranjeras, la aportación del gobierno federal es de cerca de 500 mil pesos anuales, luego de que a través del Conacyt fue aprobado uno de sus proyectos con duración de dos años.

Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, ofreció que por cada voto recibido a su favor el gobierno del estado sembraría un coral.

La SEMA informó que el gobierno del estado a través del Inapesca, de enero a junio del presente año ha producido seis mil 305 colonias de coral a través del método de micro fragmentación, y han intervenido tres áreas arrecifales en las que han sembrado los corales.

Las zonas arrecifales en las que ha trabajado el Inapesca son: Arrecife Tanchakte en Puerto Morelos, Manchones Jardines y Manchones Chico, ambos en Isla Mujeres

Los recursos invertidos a través del Inapesca en lo que va del 2018, son 526 mil 853.33 pesos, que son autorizados por la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) de acuerdo a lo establecido en el convenio firmado por el gobernador. Durante el 2017, produjeron 26 mil colonias de coral.

Gonzalo Merediz Alonso, director general de la asociación civil Amigos de Sian Ka’an, lleva a cabo acciones en bien del arrecife como el monitoreo de la salud y caracterización del arrecife en la zona norte del estado, el combate al pez león, especie invasora que depreda los peces que viven en el arrecife, así como trabajos de educación ambiental con los pescadores y prestadores de servicios, para que respeten el ecosistema marino.

Los recursos para estas actividades son donados por fundaciones, este año está ejerciendo dos millones de pesos que recibió como donación, sin embargo reconoce que hacen falta más recursos para atender las necesidades del arrecife.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), reveló que la derrama económica por el aprovechamiento turístico del arrecife en Quintana Roo, es de 180 millones de dólares anuales.

Función del arrecife

El arrecife es más que solo un atractivo turístico para miles de visitantes que acuden para conocer uno de los ecosistemas marinos más llamativos y ricos en diversidad de fauna, también cumple un papel fundamental en la protección costera y hábitat de especies marinas.

El estudio ‘Estado de conservación de los arrecifes de coral de la Península de Yucatán’ realizado por Greenpeace, señala que los arrecifes de coral a pesar de que ocupan el 1% del total de área de los océanos, albergan miles de especies de peces.

También los arrecifes protegen a las costas del oleaje de tormentas, huracanes, evitan la erosión de playas pues sirven de barrera, sin embargo el daño que estos fenómenos meteorológicos causan en ellos es grave, por eso en Quintana Roo existen planes de contratar un seguro para su restauración posterior al embate de un ciclón.

Las amenazas

En el Caribe mexicano el sargazo es otra amenaza para este ecosistema marino, la presencia del alga marina genera nutrientes en el agua marina que aceleran la proliferación de macroalgas, éstas se adhieren al arrecife ocupando el lugar que deberían tener los corales.

Actualmente se llevan a cabo investigaciones científicas para determinar el nivel de afectación que el sargazo causa al arrecife, pues éste ocurre si se queda en el mar, se entierra en la playa o es llevado a sitios inadecuados.

La falta de conciencia en los prestadores de servicios turísticos al no respetar el número de visitantes que pueden estar al mismo tiempo en una zona arrecifal también impacta.