Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.-  Este año, Quintana Roo prevé reforestar seis mil hectáreas de selva con dos millones de plantas de nueve especies forestales de la región, esto es 50% de las 12 mil que se han reforestado en los últimos cinco años.

Rafael León Negrete, gerente de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en Quintana Roo, explicó que los dos millones de plantas son nativas, como Maculix, Caoba, Ciricote, Cedro, Ramón, Chicozapote, Chacte villa, Pich y Ceiba, y fueron cultivadas en viveros de la entidad.

Explicó que durante los últimos cinco años se han reforestado 12 mil hectáreas y se pretende alcanzar más de 18 mil, superando la meta sexenal en 2018, que es de 17 mil hectáreas proyectadas para Quintana Roo.

También te puede interesar: Denuncian ante PGR tala de árboles en tramo federal

“Tenemos viveros en todo el país donde se producen 139 especies nativas, 82 de clima tropical, 49 de templado frío y ocho de semiárido, en la entidad vamos a ocuparnos de nueve especies para reforzar nuestro espacio forestal”, detalló.

León Negrete, dijo, que dichos viveros se coordinan con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) o con productores particulares y la restauración se hace en tierras con condiciones adecuadas para asegurar la sobrevivencia de las plantas.

Meta nacional

Hizo hincapié, en que la meta sexenal del gobierno de Enrique Peña Nieto es alcanzar un millón de hectáreas reforestadas en el territorio nacional. A la fecha hay un avance de 90.2%, es decir 902 mil hectáreas reforestadas, y quedan 98 mil hectáreas por reforestar. Se han plantado 909.8 millones de arbolitos durante los últimos cinco años.

Recordó que la campaña de Reforestación 2018 en México arrancó el 12 de julio, para los beneficiarios del Programa Nacional Forestal (Pronafor) y considera 145 millones de plantas para 121 mil hectáreas de bosques, selvas, zonas áridas y semiáridas del país, superando en 23 mil hectáreas la meta sexenal programada, que es de un millón.

“Hoy en día tenemos un porcentaje de sobrevivencia de 63%, casi el doble de lo que teníamos hace seis años, que era de 33%, por lo que se garantiza una reforestación positiva para el Estado”, concluyó.