Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- Los hoteles menores a 60 habitaciones del centro de la ciudad tienen como competencia desleal a las casas que se rentan para vacacionar; no pagan los impuestos a que están obligados los hoteles ni algún otro tipo de contribución y el propietario obtiene ganancias netas, explica Antonio Requena, encargado de un hotel de esta categoría en la localidad. No hay una cifra exacta de cuántas casas hay en esta modalidad, pero la oferta en internet es amplia, señala.

Esta modalidad de hospedaje estaba dirigida al turismo extranjero, pero en últimas fechas se ha visto que también el visitante nacional que se hospedaba en los hoteles del centro ahora ocupa estos servicios en detrimento de los negocios establecidos que están obligados a cumplir con las tributaciones determinadas por el fisco.

También te puede interesar: Cabildo adecuará marco jurídico para app Airbnb

Estos espacios se rentan por día, semana o mes, y pueden alojar un número no determinado de inquilinos, lo que favorece mucho a los viajeros, pero no a los negocios como los hoteles, agregó.

También corren el riesgo de que no se les respete los días por los que pagaron o simplemente no encuentran el sitio, pero ya es decisión de los turistas ocupar un sitio de estos o elegir un hotel.

Agregó que las viviendas que se ocupan en esta modalidad, muchas no están a la vista, pero la oferta en internet es bastante amplia para la ciudad de Tulum y están en toda la cabecera municipal, no se trata de sitios exclusivos.

Hasta el momento, dijo que no se sabe que haya alguna autoridad interviniendo para regular este tipo de oferta que no deja beneficios con los impuestos para la ciudad, y solo acumulamientos de desechos.

Conminó a las autoridades a trabajar en regular este tipo de negocios para evitar el deterioro de la actividad turística y el cierre de negocios establecidos que pagan impuestos y cumplen con las obligaciones que determinan las autoridades de los tres niveles de gobierno, ya que un negocio que cumple con sus obligaciones para la federación, como es con el pago del Impuesto sobre la Renta, el Impuesto al Valor Agregado; el impuesto al hospedaje y de nómina, para el estado y las licencias de funcionamiento para el ayuntamiento, precisó.

Por el momento, dijo que se mantiene a la espera del turismo y que las reservaciones suban en la última semana de diciembre.