Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- A casi un año de los conflictos en el Centro de Retención Municipal, el Ayuntamiento realiza adecuaciones como parte de un programa de mejoras para los internos y sus familias que los visitan, y que ayudarán a mantener el clima de estabilidad y seguridad hacia el interior, consideró Alberto Farfán Bravo, secretario general.

“Se está haciendo una inversión municipal por el monto aproximado de 3.5 millones de pesos, consiste en un reforzamiento del área de vigilancia exterior de la policía con una torre y con el crecimiento del primero filtro de revisiones de los visitantes”, indicó.

También te puede interesar: Financiamiento impide construcción de cárcel en Q. Roo

Estas obras que el funcionario espera que se concluyan en abril, incluye una nueva área para un taller para las mujeres, locutorios para que sean más adecuadas las entrevistas de los internos con sus abogados, un ala nueva en el área de administración y la instalación de techos en algunas áreas para las clases que reciben los reos por parte del Instituto Estatal para la Educación de los Adultos (IEEA).

“La importancia de estos trabajos son el uso que van a tener, el caso de la obra al interior está enfocada a satisfacer la productividad de los internos para que verdaderamente se enfoquen en la reinserción social”, opinó Farfán Bravo.

Desde que comenzaron los conflictos al interior de la cárcel en abril del año pasado , se han tomado medidas -entre ellas el traslado de reos de alta peligrosidad a instalaciones federales- para hacer un penal más seguro, pero también donde, pese a la reclusión, los 530 internos se sientan en un ambiente cada vez menos hostil.

Aunque no especificó cuántos, el secretario general aseguró que la mayoría de los reclusos realizan alguna actividad productiva como la carpintería, el urdido de hamacas, el repujado, la creación de artesanías y los talleres de lectura y canto; además hay actividades deportivas como zumba para las 17 mujeres.

“Estamos ya a casi un año precisamente de los conflictos que hubo en la cárcel, pero ahora creo que hay un buen ambiente; no nos corresponde a nosotros auto evaluarnos, pero creo que estamos bien”, expresó el funcionario.