Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Quintana Roo.- Un joven que estaba lavando un camión de transporte público, resbaló cuando enjuagaba las ventanillas y cayó de una altura de dos metros, perdiendo la vida al instante.

De acuerdo con el parte de las autoridades, el lavador de coches falleció debido al golpe que sufrió su cabeza con el filo de la banqueta.

También te puede interesar: Pierde a su familia y se accidenta por adicción al alcoholismo

Al filo de las 19:30 horas, Javier “N” de 22 años de edad, conocido en la colonia como ‘Pancho’ fue contratado para que enjabonara y trapeara el autobús de pasaje marca Mercedes Benz color blanco, con placas de circulación 119-EG-3, el cual se encontraba estacionado frente a la casa de su propietario, ubicada sobre la calle Campamento Vega entre Polyuc y Nicolás Bravo, en la colonia Lázaro Cárdenas de la capital del estado.

Según los vecinos y testigos de los hechos, Javier, quien se dedica a realizar trabajos, aceptó lavar el camión de pasajeros, por lo que primero se apresuró a limpiar la parte interior de la unidad; y una vez que terminó, subió en una improvisada escalera y se puso a lavar las ventanillas del costado derecho, sin embargo, en un descuido resbaló y cayó pesadamente en la banqueta, de donde ya no se levantó.

"En un descuido resbaló y cayó pesadamente en la banqueta".

Según los paramédicos, el infortunado lavador chocó la parte posterior de la cabeza en el filo de la banqueta, sufriendo fractura craneoencefálica, perdiendo la vida de forma instantánea.

Los paramédicos, que aún tenían esperanza, trataron de reanimarlo por alrededor de 20 minutos, pero por más que lucharon no pudieron salvarle la vida.

Al lugar se dieron cita elementos de la Fiscalía General del Estado, quienes realizaron las diligencias correspondientes y ordenaron el levantamiento del cuerpo.