Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La llamada ley seca con motivo de las elecciones estará afectando la económica de los restaurantes, así como a 33 mil empleados, ya que sus propinas se verán disminuidas.

Los comensales no precisamente llegan a tomar en exceso, sino que adquieren aperitivos, y poner 48 horas esta medida traerá repercusiones, por lo que la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) debería aplicar la medida sólo 24 horas antes, dijo el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac). Juan Pablo Aguirre.

También te puede interesar: Negocios de la zona costera libran la ley seca

Según la Sefiplan, los establecimientos que expenden bebidas alcohólicas, deberán suspender su venta a partir del primer minuto del sábado 30 de junio y hasta el primer minuto del 2 de julio, debido a la jornada electoral federal.

“Las pequeñas y medianas empresas son las más afectadas, sobre todo ahora que se benefician con los partidos del Mundial”, comentó.

En el estado hay 12 mil restaurantes que dan trabajo a 33 mil personas, a quienes afectará la prohibición el próximo fin de semana, pues dependen de las propinas.

La Canirac no está de acuerdo con la duración de la ley seca, pues debería disminuir el horario de restricción; sin embargo, el horario está sustentado en la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales que indica 24 horas antes y 24 horas después de las elecciones.

La medida no aplica en las zonas turísticas, siempre y cuando se venda con alimentos. A nivel local aplicaría para la zona hotelera.

El sector restaurantero está en un racha complicada, ya que las ventas no han sido buenas, y con el Mundial esperaban repuntar al igual que con celebraciones como el Día del Padre.

En la capital del estado los comerciantes de giros negros también rechazaron la medida, pero la Sefiplan no va a dar marcha atrás con la decisión.