Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Quintana Roo.- Las concesiones de transporte público, cuyos operadores estén directamente relacionados con delitos dolosos al momento del servicio, serán revocadas, según una iniciativa presentada ante el Congreso local.

Se trata de reformas a los artículos 9 y 70 a la Ley de Tránsito y Explotación de Vías y Carreteras del Estado, presentado por Eduardo Martínez Arcila, presidente de la Gran Comisión.

También te puede interesar: Operan algunos taxis con sistema de geolocalización

El objetivo fue incluir tres causales adicionales para la cancelación de las concesiones para servicio de transporte público, en sus diversas modalidades.

“La calidad y la seguridad al prestar el servicio de transporte público deben ser factores a calificar no sólo para el otorgamiento de las concesiones o permisos, sino que deben ser elementos indispensables para determinar la continuidad de los mismos”, señala la iniciativa.

De acuerdo con la propuesta, el primero de los tres causales de revocación es cuando el concesionario, conductor o chofer que explote y/o usufructúe la concesión se encuentre relacionado directa o indirectamente con un delito doloso.

El segundo será cuando ejerza violencia física a los ocupantes o a terceros; mientras que el tercero, será en caso de que sea consumidor de sustancias psicotrópicas, estupefacientes o enervantes, incluyendo medicamentos que produzca los mismos efectos que los anteriores.

“O se encuentre en estado de ebriedad al momento de hacer uso o explotación de la concesión”, concluye una de las fracciones del artículo 70.

Para ello, la reforma al artículo 9 propone incluir entre las atribuciones del gobernador del estado, la revocación de las concesiones del servicio público de transporte.

Sergio Zetina Valle, secretario general del Sindicato Único de Choferes de Automóviles de Alquiler (Suchaa), dijo que se analizará a fondo la propuesta para buscar un encuentro con los legisladores y participar de manera activa en el análisis y actualización de la legislación.

Sin embargo, el líder sindical no quiso hablar sobre el número de casos en donde operadores de taxi de la ciudad se han visto involucrados en delitos, violencia o conducir bajo los efectos alcohol u otra sustancia.