Daniel Pacheco/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- La Dirección General de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Medio Ambiente de Solidaridad, informó que se ha detectado que más del 70% de los anuncios espectaculares instalados en la geografía de la ciudad no cuentan con los permisos municipales vigentes.

Dorys Aké Sierra, titular de la dependencia, advirtió fuertes sanciones e incluso maniobras de remoción de las estructuras de los espectaculares que sean reincidentes en situación de irregularidad.

También te puede interesar: Avanza la regulación del comercio en Playa

Dijo que desde la última semana dieron inicio con un operativo de verificación, mediante el cual se ha clausurado el primer anuncio irregular, mismo que se ubica sobre la avenida 30 esquina con calle de la zona centro.

“Iniciamos ya con este operativo de detección y regularización. Tenemos números concretos, se les da una notificación y posterior un tiempo para que presenten sus documentos, pero si no se observa el interés, sí se aplican las clausuras como el que ya se ha impuesto”, dijo.

Apuntó que de un total de 202 estructuras, 23 están notificados y que les restan 126 por ser llamados a rendir cuentas sobre su situación vigente ante el Ayuntamiento de Solidaridad. Sólo 52 de todos los anuncios instalados en el municipio, tienen permisos vigentes con la actual administración del ayuntamiento.

"Tenemos números concretos, se les da una notificación y posterior un tiempo para que presenten sus documentos"

Explicó que se les están dando una semana para aclarar su situación, pero si no manifiestan interés y entregan expedientes se emiten las clausuras y después de una semana más se determina la remoción del anuncio.

Enfatizó que además de las multas por los sellos de clausura que sean impuestos, la autoridad local estará obligando a los particulares asumir los gastos que representen para el ayuntamiento  el retiro de los anuncios.

A finales del 2016, el Ayuntamiento de Solidaridad informó que clausuró 220 estructuras publicitarias, pues presentaban algún tipo de irregularidad sobre vigencia de permisos, saturando la imagen urbana y que incluso ocho de estos, se encontraban ubicados de manera impune sobre áreas peatonales, como banquetas, áreas verdes o de uso común.