Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Aunque a finales del año pasado se había anunciado por parte de la Dirección de Medio Ambiente, que el cenote ubicado en el interior de la invasión de In House lo tendría que limpiar personal del ayuntamiento ante la acentuada contaminación que registra, esto no sucedió y actualmente  el cuerpo de agua sigue funcionando como vertedero de desechos urbanos.

De acuerdo con un verificativo realizado ayer, presuntamente los invasores continúan usando la oquedad no sólo como depósito de basura, sino también de escombros; en 2017 al lugar le fueron colocados dos sellos de suspensión por parte de la Dirección de Infraestructura, Desarrollo Urbano y Medio Ambiente.

También te puede interesar: Hallan cenote contaminado en Puerto Morelos

Testimonios de vecinos indicaron también que un grupo de personas cercó la entrada para no permitir el paso al sitio, según comentaron las fuentes, estas acciones son para apropiarse del lote contiguo al punto donde está el cenote.

Abundaron que por ciertos periodos el cuerpo de agua emite olores fétidos, los cuales se pueden percibir hasta los hogares que se encuentran a unos 150 metros de distancia del cuerpo de agua. Este cenote está a la altura de la calle Salina de Baja Mar con avenida Lilis.

Orquídea Trejo Buendía, directora de Medio Ambiente, dijo a finales del año pasado que el lugar se limpiaría por medio de un programa de recolección de escombros, el cual denominan “Escombrotón”; ayer a la funcionaria se le buscó para conocer su versión, sin embargo no accedió a una entrevista al informar que se encontraba  en una junta.

El área estimada del cenote es de dos mil 500 metros cuadrados, lo que lo convierte en uno de los más grandes que se encuentran en el interior de la mancha urbana de Playa del Carmen. Por ello en el sitio natural aún se pueden observar mamíferos, aves y reptiles, que a pesar de la contaminación que registra el recurso natural, usan este punto como refugio.

Todavía a principios del año pasado se podían observar en el estanque peces, sin embargo en los últimos meses ya no han vuelto a avistarse, aseguraron habitantes.