Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Leonel Castillo Presenda, coordinador de la Oficina de Atención al Migrante, informó que en los primeros tres meses de funcionamiento de este apoyo, han notado una alta llegada de familias procedentes de Venezuela.

Dichos grupos llegan a la oficina para realizar trámites relacionados con la regularización de su estancia en esta ciudad y, aunque no precisó el número, estimó que forman parte del 30% de atenciones de alrededor de 400.

También te puede interesar: Pesca ayuda a sortear la temporada baja

Atribuyó esta repentina llegada a problemas sociales que hay en esa nación, “creemos que esta repentina llegada de venezolanos a las oficinas son por los problemas sociales que tienen en su país de origen; para ello estamos haciendo trabajos de vinculación con la oficina del Instituto Nacional de Migración, con los consulados, porque hay muchas familias que recientemente llegaron y ya tienen hijos aquí que son mexicanos”.

"La repentina llegada de venezolanos a las oficinas es por los problemas sociales que tienen en su país de origen; para ello hacemos vinculación con el Instituto Nacional de Migración”

Castillo Presenda comentó que la tarea que llevan a cabo con este sector es importante debido a que tratan de proteger sus derechos humanos apegados a tratados internaciones, asimismo han estado recibiendo solicitudes para vinculación con autoridades de migración procedente de personas de otros países, quienes ya radican en Playa del Carmen.

El mes pasado, esta misma oficina detectó aproximadamente 200 familias extranjeras, cuyos hijos no asisten a la escuela por falta de documentación que acredite su estancia en territorio nacional. 

La gran mayoría de estos grupos son de origen centroamericano, y en algunos casos los menores han nacido en el país, por lo que ya cuentan con la nacionalidad; sin embargo, no tienen un documento que los acredite como tal.

Castillo Presenda enfatizó que debido a los empleos que brinda el destino emanados del sector turístico, Playa del Carmen se vuelve atractiva para una gran parte de inmigrantes, no sólo nacionales, sino extranjeros.