Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Con un cierre de año en el que esperan una ocupación promedio del 90%, Riviera Maya alcanzará los cinco millones de turistas, librando con ello las vicisitudes que han generado los temas de violencia.

La meta de los 5 millones la vamos a alcanzar sin problema; el crecimiento que hemos tenido este año mes con mes nos permite asegurarlo así; la diferencia con el año pasado es de 300 mil turistas más que debemos tener al cierre del año porque las reservaciones para diciembre son muy buenas (…) creemos que estaremos la última semana con una ocupación del 95%”, indicó Darío Flota Ocampo, director del Fideicomiso de Promoción Turística de la Riviera Maya.

En 2016, llegaron 4.7 millones de turistas a Riviera Maya.

También te puede interesar: Ocupación hotelera, a la alza en la Riviera Maya

Previó que los destinos del Caribe mexicano se verán favorecidos en la temporada invernal por dos factores: el primero porque se anticipan temperaturas muy frías en Canadá y Estados Unidos, y el segundo porque las intenciones de viaje en esos países no contempla otros destinos de la zona que fueron azotados por huracanes y tormentas.

Pese a que este año repuntó como en ningún otro los hechos de violencia que incluso generaron un warning en materia de seguridad por parte de Estados Unidos, no ha impactado de manera significativa y para prevenir que en 2018 haya repercusiones, el gobierno está tomando las medidas necesarias.

“Hay algunas acciones que hace el gobierno federal, y el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, va a hacer la próxima semana una gira por Estados Unidos, una visita al Departamento de Estado y al Congreso de los Estados Unidos y esperamos que todo esto suavice la percepción que tienen de México y mejore el turismo para nuestro país”, expresó.

Adicionalmente el Fideicomiso que dirige Flota Ocampo está haciendo la planeación para la promoción del 2018, y verificar a cuáles ferias de las que enlistó el Consejo de Promoción Turística de México irá Riviera Maya, o incluso otras que no consideren las autoridades federales.

Darío Flota indicó que el incremento del Impuesto al Hospedaje que se pretende del 3 al 4% será benéfico, pues abonará a revertir los efectos que la violencia e inseguridad pueda generar en el mediano y largo plazo.