Daniel Pacheco/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Por tercera ocasión en lo que va del año, familiares y amigos de Roberto González, víctima del llamado "Lord Cobarde", se manifestaron pacíficamente fuera de los Juzgados Orales en Playa del Carmen con pancartas y consignas escritas.

Esto después de más de un año de un proceso que pareciera haberse estancado, entre argucias legales y presuntos errores de las autoridades ministeriales.

También te puede interesar: Golpea a su vecino hasta dejarlo cuadrapléjico

Según dio a conocer la familia del agraviado, el pasado lunes 5 de marzo 2018, les informaron que se había suspendido la audiencia del juicio, porque la defensa del agresor Rodrigo “N” interpuso un amparo de manera previa a la hora agendada.

Señalaron que la búsqueda de justicia para Roberto está llegando a su límite, sin poder concretar un castigo para quien dejó cuadrapléjico a un jefe de familia, de manera impune de una manera inexplicable bajo la lógica común.

“Es un desgaste infinito: económico, emocional y no vemos la hora de concretar. El sistema es muy difícil, a pesar de tener todo para pedir una reparación de daño y solicitar se castigue el delito, debemos seguir dando vueltas, pagando los gastos generados por la agresión hacia Roberto y los agresores libres. Quedaremos en espera de la resolución de dos recursos de apelación que metió la defensa en la mañana de la cita para audiencia de juicio. Nuevamente a la espera”, dijo Alma Andrade, cuñada de Roberto González. 

Fue a inicios del pasado mes de diciembre 2017, cuando Roberto González, llegó en ambulancia a los Juzgados Penales Orales de Playa del Carmen, para ingresar a la audiencia intermedia de su caso sobre una camilla mediante una ambulancia.

Lo anterior con el objetivo de que su testimonio fuera integrado de manera formal como parte de las pruebas anticipada a considerar en el juicio del caso que lleva más de un año.