Raúl Caballero/Sipse
CANCÚN,Q.Roo.- Los Diablos Rojos de México despertaron con la noticia de que sus uniformes de juego fueron robados la noche del jueves, luego de arribar a este polo turístico para sostener su compromiso con Tigres de Quintana Roo.

Directivos del club pingo señalaron que mientras acarreaban las maletas y el equipo de juego en un céntrico hotel donde se hospedan, amantes de lo ajeno aprovecharon el descuido del bat boy para sustraer dos maletas que contenían los uniformes de juego del equipo.

Cada uno de los uniformes tiene un costo superior a los mil quinientos pesos, por lo que los directivos acudieron a la Fiscalía para poner la denuncia correspondiente. Los directivos no dieron a conocer el monto de lo robado.

Ante esta situación, el equipo pidió permiso a la Liga Mexicana para poder utilizar otro uniforme, que pidieron vía aérea para presentarse al primer juego de la serie ante Tigres.