Raúl Balam/SIPSE
KANTUNILKÍN, Q. Roo.- Con algarabía se llevó a cabo la inauguración de las festividades en honor a San Isidro Labrador, patrono de los agricultores y que realizan cada año las familias de la colonia Miguel Borge Martín, de esta ciudad.

Fue la noche del sábado pasado cuando las autoridades, encabezado por el presidente municipal, Emilio Jiménez Ancona, quien cortó el listón inaugural que marcó el inicio de las festividades con una noche de alborada, amenizada por la orquesta jaranera de Víctor Soberanis.

También te puede interesar: Alistan fiesta en honor a San Isidro Labrador

Durante las festividades que tendrán una duración de 15 días, tendrán la oportunidad de disfrutar de chicharrones, relleno negro, cochinita en pibil, higadilla y morcilla. En lo profano habrá misas, rosarios, baile de cabeza de cochino y gremios.

El presidente municipal, Emilio Jiménez Ancona, destacó la organización de los palqueros, porque se nota el buen trabajo que realizaron para ofrecer diversión a las familias de las colonias populares.

También, encabezó la coronación de la embajadora de las festividades que preside la joven Rosenny Arely Santana Cauich.

Por la tarde-noche, se realizó el tradicional corte de ceibo “árbol sagrado de los mayas” que fue en el domicilio de Merwin Canul Maglah. Ahí llamó la atención, porque antes realizó un ritual el sacerdote maya, Policarpo Kumul.

El ceibo es cargado en hombros por los parroquianos hasta llegar en el coso taurino para sembrarlo, donde se realizó el juego de toros o baxa wakax.