Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La Unidad Multidisciplinaria de Docencia e Investigación (UMDI) en Sisal, Yucatán, realiza una investigación para utilizar el sargazo como un biofertilizante, el resultado estará listo en un año.

Para iniciar los estudios tomaron como base las investigaciones que realizaron en Cuba, en las que señalan que el alga puede tener este uso y a partir de ello comenzaron los primeros trabajos por parte de la UMDI-Sisal, perteneciente a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explicó María Patricia Guadarrama Chávez, investigadora.

También te puede interesar: Pese a limpieza, turistas 'evitan' playas con sargazo

“Estamos realizando los primeros estudios y son ensayos de invernadero, si funciona estaríamos llevando a cabo los trabajos de campo en una proporción pequeña para después proponerlo a quienes se dedican a la restauración de playas”, mencionó.

Actualmente hay pocos estudios del sargazo y sus utilidades, sin embargo, está llegando en grandes cantidades a las playas, por ello es que arrancaron el proyecto que tiene la intención de buscar el menor gasto económico.

Las alternativas deben ser con menos recursos y tiempos y la idea es hacer el proceso directo en la playa.

En Sisal hay solo un tipo del alga, no han identificado si hay otro, aunque con los colegas de Quintana Roo podrían compartir información en caso de detectar otro tipo de sargazo y tomar algunas muestras para hacer los estudios.

En el invernadero el proyecto es en macetas de un kilo ya que al ser plantas de dunas son pequeñas y con 200 gramos trabajan, pero aún desconocen cuánto fertilizante lograrían ya que están las primeras pruebas.

“Con esto estamos pensando que sería más ecológico, además ayudaría a que las plantas que se siembren en la duna crezcan de una forma exitosa, ya que no siempre se logra”, agregó Guadarrama Chávez.

La investigadora tiene conocimiento que también están utilizando el sargazo para alimento como ganado y ahora están buscando más opciones como un protector acolchado que ayudaría al crecimiento de plantas que están en las dunas y aprovechar sus nutrientes mientras se va descomponiendo.