Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- El director de Ecología municipal, Francisco Chan Chablé, indicó que el sargazo no es problema para los nidos de tortugas. Hay zona donde se acumula en gran medida, pero la temporada de anidamiento está en sus inicios, indicó.

Son pocos los nidos que se han detectado, por eso no se considera hasta ahora problemático para los nidos de tortuga la presencia de sargazo y que los prestadores de servicios se ocupan de enterrar a orilla de la playa esta alga al no contar con espacio en la cercanías. Hasta hace unos días se retiraba de la playa, pero ante el volumen que está arribando recientemente, la gran mayoría de los prestadores de servicios opta por remover la arena y ocultar, o bien se hacen veredas por donde transitar.

También te puede interesar: Protestan por riesgo a santuario de tortuga Xcacel-Xcacelito

No se dispone de superficie para almacenar este material lejos de la costa como se hizo hace un de años, por lo que los prestadores de servicios tienen que buscar alternativas.

El tema del retiro del sargazo del litoral corresponde a la dirección de zona federal, aunque la dirección de Ecología y en particular el departamento de atención a la temporada de tortugas vigilan que no represente un peligro para los nidos este sargazo que está llegando a las playas.

Lo realmente preocupante es el material plástico que llega con el sargazo y que se queda en la playa; es material que atrapa a las tortugas y no pueden deshacerse de él, indicó. Otro indicador de riesgo son los mapaches y tejones que proliferan en la playa atraídos por los desperdicios de alimentos de los hoteles y al final se convierten en depredadores naturales de los nidos.

Se ha solicitado a los hoteleros que mantengan tapados sus depósitos de desechos orgánicos para evitar que esta temporada esas especies se conviertan en el mayor riesgo para la sobrevivencia de las tortugas marinas, señaló Chan Chablé, en esta temporada que se espera sea mejor que la del año pasado. La última temporada los nidos se vieron amenazados por dos tormentas y las marejadas de estos temporales que puso en riesgo uno de los corrales ubicado por Punta Piedra.