Redacción/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN.- A pesar de que la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) apoya la “ley antiplástico” en su espíritu ambiental, su dirigente en Solidaridad, José Luis Hernández Barragán lamentó que la Secretaría de Medio Ambiente no haya consultado al sector comercial que será directamente afectado, por lo que pedirán al Congreso una consulta para tratar opciones que sustituyan el uso de las bolsas de plástico.

"Si él lo propuso (Alfredo Arellano Guillermo) debió consultar a quienes van a ser directamente afectados por la medida, que en caso de Playa del Carmen son cientos de negocios e incluso miles porque la gran mayoría usan particularmente las bolsas de plástico, por lo que ahora nos toca acudir al Congreso del Estado", declaró el líder de los pequeños y medianos negocios.

El presidente de la Canaco se refirió con lo anterior, a la Ley para la prevención y gestión integral de los residuos sólidos en el Estado que presentó el secretario de Medio Ambiente, Alfredo Arellano el pasado martes ante la XV Legislatura y con la cual se pretende prohibir el uso y por ende la comercialización de las bolsas de plástico, popotes y productos de unicel.

También te puede interesar: Triplican operativos policíacos en Solidaridad

Hernández Barragán dijo qué lamentablemente no se recogieron las opiniones de los empresarios de todo el estado, que seguramente tienen propuestas para aportar a la Ley en términos de sustituir esos materiales o herramientas de uso diario por otros.

"Yo solo quisiera saber cómo vamos a adecuar todos los ciudadanos nuestra rutina. ¿Dónde ponemos la basura que generamos en casa? En las bolsas de plástico que nos dan en el súper, ¿no es así? ¿A los turistas en qué les dan las artesanías que compran? ¿Ahora irán con esas cosas en las manos?", cuestionó. 

Por lo anterior anunció que buscarán un acercamiento con integrantes del Congreso del Estado para adecuar la propuesta de ley a la realidad que viven todos los quintanarroenses, aunque aseguró que sí se aplaude que se quieran eliminar los riesgos de contaminación al mar y la fauna de Quintana Roo.

"Nosotros no fuimos consultados y creo que es una decisión unilateral y creo que es labor del congreso ver los términos en que se hace la propuesta, creo que es una buena propuesta en el sentido de proteger la vida y tener un medioambiente sano pero están tomando decisiones por nosotros y creo que eso no se vale”.