Eva Murillo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El sedentarismo en niños y jóvenes empieza a resentirse en la agrupación Scouts, que hace esfuerzos por mantener nutridos los grupos, sobretodo, los conformados por adolescentes, quienes son ‘atrapados’ por los videojuegos y actividades que no implican salir de casa.

"A los chicos ahora les interesa más la tecnología". 

Griselda García Mendoza, jefa de la sección del Grupo Uno Cancún, detalló que continúan realizando actividades en las que los niños puedan verlos y así interesarse por formar parte de los Scouts, pero también, dijo que los padres juegan un papel importante para que los menores se integren, pues de ellos depende que accedan a dejar el teléfono o el videojuego.

“Hay chicos a los que puedes invitarlos y te dicen no, incluso los mismos papás te dicen que están pegados (a los videojuegos) y no quieren, ahí no podemos hacer mucho, son los papás quienes deben poner las reglas y decirles que deben hacer actividades”, consideró.

También te puede interesar: Cancún, destino favorito de turistas nacionales y extranjeros

Hace 41 años, recordó, la agrupación Scouts llegó a Cancún, en la ciudad hay alrededor de 350 niños que pertenecen a la agrupación y están distribuidos en siete grupos.

“A los chicos ahora les interesa más la tecnología es muy difícil poder sacarlos de ese mundo; sin embargo, nos damos a la tarea de hacer actividades que muestren lo que somos, cuando a las mamás les llama la atención puede ser que influyan en el chico”, señaló.

Por otro lado la falta de tiempo de los padres de familia para comprometerse a llevar y traerlos a las actividades también incide en que sus grupos no engrosen, por eso los Scouts tratan de mostrarse en actividades divertidas que llamen la atención de los menores.

“Cuando los chicos se van de los Scouts no es porque preferirán estar en una computadora en el teléfono, se van porque se van de la ciudad o emocionalmente tienen problemas”, aseguró.