Eric Galindo/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La dirección de Tránsito espera que en los próximos días aumenten a unas 32 solicitudes para que elementos policíacos den vialidad a las marchas que se realizarán en toda la ciudad los días fuertes de Semana Santa, a partir del jueves 29 de los corrientes.

Los aproximadamente 60 oficiales vigilarán las peregrinaciones y conforme avancen bloquearán las calles para que los feligreses desarrollen sus actividades sin mayor problema, señaló el titular de la corporación Rodrigo Alcázar Urrutia.

También te puede interesar:  Proyectos de Sintra, 'en el olvido' y sin resultados

Hasta ayer tenía agendados 14 Vía Crucis, tres peregrinaciones, tres misas y una marcha del silencio, señaló el titular de Tránsito. Sin embargo señaló que esperan que en los próximos días se incrementen las solicitudes entre 28 y 32, que es más o menos los eventos que tuvieron el año pasado.

En los que ya tienen agendados ya se encuentran los eventos más grandes como son el de la Catedral de la Santísima Trinidad, que se ubica en la Supermazana 31; la iglesia de Cristo Rey, que se encuentra en el Parque de las Palapas; la iglesia de Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe, que se localiza en la Supermanzana 63, entre otras.

Señaló que es posible que en los próximos días se anexen otras marchas pero más pequeñas, pero serán atendidas con el personal de Tránsito.

Dijo que procuran que las peregrinaciones sean ordenas y que no sean en horarios complicados por el tráfico, aunque mencionó que por el periodo de vacaciones no hay mucho vehículos en la calle y esperan que los eventos se den sin ningún problema de congestionamientos viales.

A las caminatas de los feligreses van a darles seguridad vial, mientras vayan avanzando las calles se van a ir bloqueando para que puedan llegar a su destino sin problemas de algún accidente.

El área administrativa de Tránsito es la que se encarga de elaborar los mapas de las marchas y a cada uno de los organizadores se les va a entregar uno para que respeten el croquis para evitar eventualidades como embotellamientos viales o accidentes.