Enrique Mena/SIPSE
COZUMEL, Quintana Roo.- La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) resolvió que la construcción de un muelle rústico en la zona sur de la isla de Cozumel no aplica por posibles daños a la vida marina de esta zona.

La empresa UGA Soluciones Ambientales S.A. de C.V. sometió a análisis la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) modalidad particular del proyecto Andador Casa Osio, el 16 de marzo de 2018, consideraba un tiempo de vida útil de 50 años e inversión de 600 mil pesos para su construcción.

También te puede interesar: Grandes veleros de países latinoamericanos llegarán a Cozumel

En la zona marina se detectaron varias especies de coral como Gorgonia flabellun y Eunicea succinea, además de varios tipos de algas; peces como mojarra española (Eucinostomus gula), ronco (Haemulon siurus), cardúmenes de diversos peces; anémonas (Bundusoma granulifera). Dentro de la flora observaron uva de mar (Coccoloba uvifera).

La Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (Dgira) frenó las obras que pretendían realizarse en la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) de la costera sur de Cozumel, a la altura del kilómetro 12+957.

El muelle de madera dura, pretende una longitud de 23 metros y ancho de 2.0 metros iniciando el arranque a 2.5 metros detrás de la línea de pleamar máxima; dos secciones perpendiculares de 10 metros de largo, con ancho de 3.0 metros.

Contempla la inserción de 38 troncos de las especies Jabín y Dzalam de 35 centímetros de diámetro, con una profundidad máxima de 2.0 metros bajo del nivel del mar y 40 centímetros por arriba del nivel del mar, con cargueros y largueros, asegurados con pernos galvanizados con rondanas y tuercas; tablones, asegurados con tornillos galvanizados reforzados.

La infraestructura es para permitir el acceso de personas ya que en el fondo existen rocas puntiagudas y afiladas, además de facilitar el atraque de embarcaciones, como lanchas.