Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Todos vehículos motorizados de uso particular que circulen en Quintana Roo, deberán contar con un seguro de responsabilidad civil vigente, de acuerdo con la iniciativa de la Ley de Movilidad, en manos del Poder Legislativo.

También te puede interesar: Ejidatarios esperan millonaria inversión

El documento que pretende regular todas las modalidades de transporte, incluyendo plataformas digitales, también establece nuevas reglas para los vehículos de uso particular en el Estado.

Uno de los ellos, es que todo aquel vehículo automotor que circule en cualquier ciudad y carretera del estado, deberá contar con un seguro de responsabilidad civil vigente.

“Los vehículos motorizados de uso particular que circulen en el Estado de Quintana Roo, deberán contar con un seguro de responsabilidad civil vigente que cubra por lo menos, los daños que puedan causarse a terceros en su persona y/o sus bienes por la conducción del vehículo; en los términos que se establezca para tal efecto en la normatividad aplicable”, establece el artículo 153 propuesto.

El seguro vehicular es obligatorio desde el año 2014, únicamente, para circular en vías, caminos y puentes federales.

Según la iniciativa, esto será una vez que entre en vigor la Ley, actualmente turnada a las Comisiones de Comunicaciones y Transportes así como a la de Puntos Legislativos y Técnica Parlamentaria.

La nueva Ley de Movilidad del Estado de Quintana Roo busca además quitar a la Secretaría de Seguridad Pública las atribuciones relacionados con las licencias y permisos de conducir y a la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) las facultades de control vehicular, las cuales pasarán a un Instituto de Movilidad.

“Para la obtención de licencias o permisos para conducir de cualquier tipo, será necesario acreditar las evaluaciones, cursos y demás requisitos que para tal efecto se establezcan en la normatividad aplicable”, plantea la legislación.

En lo que respecta al control de automovilistas y motociclistas, dicho instituto, estará facultada para establecer sanciones que podrían llegar hasta la cancelación definitiva de licencias o permisos para conducir.

Las definitivas aplicarán, principalmente, cuando el titular sea sancionado por segunda vez en un periodo de un año, por conducir un vehículo en estado de ebriedad y cual sea sancionado por tercera ocasión en un periodo de tres o más años por conducir un vehículo en las mismas condiciones.

Aquellas personas, que suspendidas en Quintana Roo y conduzcan con licencias de otro estado serían sancionados, además, con una multa de hasta 13 mil 588.2 pesos (180 Unidades de Medida y Actualización).