De la Redacción/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.- La Policía Federal realiza todos los días operativos en la ciudad, mientras que la Policía Estatal hace lo propio con los programas 'Orión', 'Acero', 'Hierro' y 'Vigilancia y Percepción', pero ninguno de ellos ha logrado frenar la ola de violencia en el destino. Un ejemplo de ello fue que ayer fue identificado el cuerpo del sujeto que fue dejado al lado de la autopista a Mérida con un mensaje; resultó ser taquero.

La Policía Federal argumenta que por estrategia no puede dar a conocer cuántos operativos realizan al día los elementos asignados en Cancún.

Lo que sí mencionó es que apoya al municipio con medidas de vigilancia en varios sectores de la ciudad, como en los retenes de entrada y salida. Los patrullajes se realizan a diario.

También te puede interesar: Cinco muertos: dos descuartizados y tres ejecutados (video)

Los resultados de los operativos sólo se dan a conocer en la Ciudad de México, cuando detienen alguna persona importante.

En el primer trimestre del 2018 han sido ejecutadas cerca de 90 personas en Cancún.

A pesar de los operativos que llevan a cabo las policías Federal y Estatal, los integrantes de la delincuencia organizada continúan haciendo de las suyas.

De acuerdo a las investigaciones de las autoridades ministeriales, el grupo delictivo que opera en la ciudad ejecutaba a distribuidores independientes o “chapulines” por no alinearse con ellos. Pero ahora trata de controlar a pequeños establecimientos, especialmente barberías y puestos ambulantes de tacos.

Los sicarios presionan a los dueños o encargados de estos lugares para que vendan drogas, pero si se niegan, son ejecutados.

En la última semana han sido asesinados dos peluqueros, cuyos cuerpos descuartizados fueron hallados en la colonia El Pedregal; asimismo, tres taqueros fueron ultimados, el cadáver de uno de ellos fue descubierto el pasado viernes en la carretera federal que va a la autopista Mérida-Cancún.

El 22 de marzo, Carmelo N, de 52 años, de oficio taquero, fue ejecutado cuando laboraba en su puesto, ubicado en la calle Villas Álamo, de la Supermanzana 520.