Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Quintana Roo.-  Gerardo N, alias ‘El Coyote’, fue ejecutado a escopetazos cerca de las 11 horas de ayer, cuando salía de su rancho, situado a unos 500 metros del ejido Xul-Ha.

De acuerdo con información recabada, ‘El Coyote’, era un objetivo de la delincuencia organizada, por presuntamente estar relacionado con la muerte del taxista Yerley N, en febrero pasado pasado en esa localidad.

También te puede interesar: Hallan a un sujeto ejecutado cerca del deportivo Viany

Con relación a lo ocurrido, un empleado de Gerardo dijo que su patrón salió en su moto para ir al pueblo de Xul-Ha, desde su rancho, en la carretera federal 307, tramo Chetumal-Bacalar, en un camino de terracería que conduce a Juan Sarabia, cuando de pronto escuchó una detonación, aunque después señaló que fueron cinco, y al asomarse vio que Gerardo estaba en el suelo, a un costado del portón, por lo que corrió para auxiliarlo.

Al observar que tenía una lesión en la nariz, paladar superior y una lesión en el pecho, abordó la moto del difunto y fue a casa de los padres de éste para informarles del hecho.

El padre de ‘El Coyote’ acudió al lugar y tras confirmar lo dicho por el trabajador, llamó al 911 para reportar el deceso de su hijo, así que rápidamente llegaron agentes estatales, rurales y ministeriales para acordonar el área e iniciar las investigaciones.

Después de una hora levantaron el cuerpo y lo trasladaron al anfiteatro para la necropsia de ley y determinar las causas de su muerte; aunque todo parece indicar que los disparos  provenían de una escopeta.

Vecinos Vecinos dijeron que 'El Coyote' cometía robos. (Redacción/SIPSE)

El cuerpo de ‘El Coyote’, de 28 años de edad, presentó varias heridas producidas por proyectil de arma de fuego en la nariz y paladar con desprendimiento de dientes, un agujero en el pecho del costado derecho y otro a la altura de la clavícula.

Vecinos señalaron que el ahora occiso era una persona muy violenta y adicto a las drogas, también que se dedicaba al robo a mano armada y en algunas riñas había lesionado a varias personas del pueblo.

Por este caso, las autoridades abrieron la carpeta de investigación FGE/QR/BAC/06/347/2018.