Enrique Mena/SIPSE
CHETUMAL, Quintana Roo.- En ocho meses, se registraron en la ciudad 28 casos de violencia física o verbal de taxistas en contra de usuarios o pasajeros de otro vehículo particular en movimiento o estacionado.

Sergio Cetina Valle, secretario general del Sindicato Único de Choferes de Automóviles de Alquiler (Suchaa), afirmó que nueve taxistas afiliados a su organización fueron sancionados por parte del gremio, los 19 restantes que han sido detectados pertenecen a Capire, Frontera Sur o Glifo Maya.

También te puede interesar: Taxistas de Chetumal van a la caza de ‘pasaje’ a Bacalar

En el caso de los nueve taxistas sancionados del Suchaa, explicó que fueron por agresiones verbales a usuarios, sancionados en su momento con varios días de suspensión y a realizar servicio social.

“Como parte de las sanciones, limpian las instalaciones del Sindicato o algún área de la ciudad,  además de su respectiva inhabilitación por algunos días, para que no vuelvan a incurrir en alguna falta de respeto”.

Recordó que desde enero de este año 2018 comenzaron con la difusión de un programa enfocado a la Denuncia Ciudadana, para incitar a los usuarios a acudir al Área de Vigilancia del Suchaa y dar a conocer cualquier agresión que sufran a bordo de la unidad.

Detalló que el sindicato tiene un padrón de más de dos mil 500 agremiados, entre socios concesionarios y martillos, sin embargo, todo aquel que esté al frente del volante se sujetará a las medidas correctivas que el Órgano Sancionador Interno establezca.

Confirmó que el taxista José Tejero, quien aventó un vaso con restos de arroz con leche a un vehículo en movimiento y cayó encima de un menor y su madre, además que protagonizó una persecución policial el jueves pasado, pertenece al gremio Capire y no al Suchaa.

William Conrado Alarcón, titular de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra), confirmó que José N, del taxi con número económico 214, fue inhabilitado de sus funciones durante 15 días a partir del viernes pasado, ya que la queja si se hizo ante la Dirección de Transporte.

En relación a los demás casos, resaltó que también han recibido castigo por parte de sus sindicatos, aunque indicó que es necesario fomentar la cultura de la denuncia ante la Sintra.

Sin embargo, las agresiones que no se denuncian duplican a las que sí llegan ante algún sindicato taxista o la Sintra, la causa para no proceder es por miedo a alguna represalia, según J. U. A., quien recalcó que fue incitado por el conductor del taxi 1863 a liarse a golpes el día de ayer.