Pedro Olive/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.- A la par del anuncio de William Conrado Alarcón, titular de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra), sobre suspender los operativos de transporte de la dependencia, las cinco unidades restantes que los inspectores se negaron a usar por no tener certeza jurídica de los propietarios y falta de seguro, fueron enviadas a Chetumal este fin de semana; quedándose sin unidades disponibles para operativos debido a que cinco fueron regresadas al sindicato de taxistas “Andrés Quintana Roo”, al que pertenecían.

Durante los operativos realizados por la Sintra, cinco unidades pertenecían al sindicato, gremio que incluso costeó la gasolina que los vehículos usaban con la finalidad de detener los autos de la plataforma Uber en la ciudad, empresa que entre septiembre de 2016 y diciembre de 2017, pagó a la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), más de 120 millones de pesos por concepto de multas.

También te puede interesar: Disfrazaron a vehículos taxistas para ‘cazar’ a Uber

Actualmente, están suspendidos, al grado de no haber sanciones a unidades de transporte que llevan sobrecupo, como fue el caso de la Urvan impactada por una patrulla el pasado sábado por la noche, que llevaba a más personas de las autorizadas. El reporte preliminar fue de al menos 14 personas lesionadas, siendo el responsable el conductor de la patrulla, hecho que no elimina la responsabilidad del conductor de la unidad al llevar pasajeros de pie.

Como fue dado a conocer en la edición del pasado 8 de marzo en Novedades Quintana Roo, la Sintra echó mano del sindicato de taxistas “Andrés Quintana Roo” para la realización de operativos para detenciones de Uber, prestando las unidades que pertenecían al área de vigilancia del gremio, así como suministrándolas de combustibles.

Tras la publicación, Sintra regresó las cinco unidades prestadas al sindicato, y las otras cinco de las que no se tenía certeza jurídica, fueron enviadas a Chetumal este fin de semana.

Alejandro Ramos Hernández, director de Transporte de Sintra, dijo desconocer la situación, recalcando que la suspensión de los operativos se debe a que esperan la aprobación de la Ley de Movilidad, para retomar los programas de revisión al transporte concesionado. 

Los inspectores de la dependencia se manifestaron la semana pasada, señalando que no usarían los citados vehículo en tanto no pagaran las pólizas  de seguro, que no estaban a nombre de Sintra, y que tampoco presentaban inscripción ante el Registro Público Vehicular (Repuve).