Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- La mañana de ayer, amaneció cerrado el socavón que se registró en el tramo de playa, ubicado entre la calle 10 y 12; sin embargo no descartan continuar con estudios en el lugar.

El cierre de la abertura fue de manera natural, informó Orquídea Trejo Buendía, directora de Medio Ambiente y Cambio Climático, quien mencionó además que faltan los resultados de calidad del cuerpo de agua que estaba contenida en el boquete, también pedirán realizar un estudio de batimetría.

También te puede interesar: Se rellena de manera natural el socavón de Playa del Carmen

Esta mañana amanecimos con la noticia de que la subsidencia se cerró, de manera natural, hay que decirlo, fue un proceso natural, pero vamos a esperar aún resultados de otros estadios”, dijo Trejo Buendía.

El sitio donde estuvo la abertura continúa resguardado con cintas de precaución, las cuales continuarán rodeando el perímetro, pues de acuerdo con la funcionaria, es por seguridad; de este modo permanecerá hasta que tengan la certeza de que no representa ningún peligro para la población y turistas que transitan a diario por esa parte del litoral solidarense.

Desde la mañana del pasado jueves, las olas comenzaron a llegar hasta el punto donde estaba el hueco, el cual paulatinamente se fue llenando de arena. Este punto se abrió el pasado 25 de julio, lo que derivó en la atención de la población que acudía al lugar a fotografiarlo.

Miembros del Círculo Espeleológico del Mayab se presentaron el 27 de julio en el lugar y posteriormente se introdujeron en la oquedad.

Determinaron los especialistas, encabezados por Alejandro López Tamayo, que “el diámetro obtenido del colapso es de 400 centímetros. La distancia en el colapso, medida desde el nivel del terreno, al nivel del agua en el colapso, es de 40 centímetros, posteriormente se tienen aproximadamente 120 centímetros saturado de agua hasta la base previa al conducto con dirección noroeste y sureste, donde se tienen aproximadamente 84 centímetros de profundidad”.

Cabe señalar que una subsidencia se origina por un hundimiento vertical como consecuencia del peso del sedimento.