Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- La ‘desaparición’ de la Laguna Chakanbakán, en el ejido Laguna Om, ya es investigada por autoridades municipales, estatales y federales.

Norman MacLiberti, director de Protección Civil Municipal de Othón P. Blanco, informó que hasta el momento se han observado tres socavones, sin embargo estiman que puede haber tres más, pegados a la zona de playa.

También te puede interesar: Socavón ‘se traga’ la laguna de Chakanbakán

Mientras tanto, el paisaje de lo que era la laguna, de aproximadamente 15 hectáreas, contrasta con lo que se vio hoy en la mañana: en lugar de espejos de agua ahora se ve un terreno color café con cuarteaduras y brechas de agua que conducen a los socavones.

Desde el aire se observan dos, el más grande es el que atrae a los pequeños ‘ríos’ de agua, que caen de la zona más elevada y que se ven como grietas en el suelo.

En la zona más profunda, que antes alcanzaba poco más de tres metros, los ejidatarios hacían recorridos a turistas. Ahora esta área solo tiene 1.20 de profundidad, pues el agua escurre hacia el socavón más grande.

Ubicación

(Google)

La Laguna Chakanbakán está en frente de la zona arqueológica del mismo nombre, la cual se ubica a 90 kilómetros de Chetumal. Se llega a través de la carretera federal Chetumal - Escárcega (número 186) rumbo a la aduana situada cerca de los límites de Quintana Roo y Campeche, hasta llegar al entronque del poblado de Caobas, en trayecto a este poblado se localiza la entrada a Chakanbakán, por donde hay que recorrer un kilómetro de carretera asfaltada y un kilómetro de camino de terracería.

Con información de Claudia Martin/SIPSE