Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Pese al rezago educativo que se registra en la infraestructura educativa, los Servicios Educativos de Quintana Roo (SEQ) prevé en 2018 un presupuesto apenas por encima de los 5 mil 800 millones que se ejercieron en este año, pero solo un 5% se destinaría a operatividad y la construcción de más escuelas o el crecimiento de las existentes.

Así lo indicó Marisol Alamilla Betancourt, directora de los SEQ, quien adelantó que incremento que pueda haber para el próximo año se destinaría para la compra de mochilas y uniformes que dará el Gobierno del Estado, un apoyo que tienen contemplado para el siguiente ciclo escolar, como sucedió en 2017-2018.

También te puede interesar: Preparan reglamento de imagen urbana para 2018

(Adrián Barreto/SIPSE)

El Ejecutivo estatal prevé apoyar con rehabilitación física a escuelas que se ubiquen en las 50 primeras comunidades que serán atendidas a partir de enero, las cuales forman parte de las 300 que en el sexenio serán visitadas por Carlos Joaquín González.

“Ese proyecto lo anunció el gobernador (…) y vamos a trabajar en instalación eléctrica e hidráulica, la cancelería, los baños, la impermeabilización, y en algunos casos vamos a ver la barda perimetral. La intención es iniciar en enero”, previó.

En cuanto a los 290 millones de pesos que representan el 5% de los 5 mil 800 que ejercerá la SEQ en 2018, una parte aún indeterminada será para nuevas escuelas aunque la planeación de las mismas está supeditada al proceso de pre inscripción que se realizaré en el mes de febrero.

“Se va a definir con base en las inscripciones de febrero, cuál va a ser ese incremento, dónde necesitamos construir escuelas, hacia dónde está creciendo la mancha urbana, en qué municipio, qué escuelas debemos consolidar y construir nuevas aulas”, dijo.

Quintana Roo, y específicamente en la zona norte, la saturación de escuelas ha dejado a estudiantes sin un espacio, como ocurrió en el nivel medio superior en donde se tuvo que abrir sistema de preparatoria abierta y a distancia para acoger a los cerca de 5 mil estudiantes que se quedaron sin un lugar en el sistema escolarizado.