Sara Cauich/SIPSE
TULUM, Q. Roo.- Convocará la delegación de Sintra a reunión para buscar alternativas de solución a los problemas de movilidad que tiene la zona costera del municipio de Tulum. Los hoteleros también deberán retirar los obstáculos que tienen frente a sus predios y que obstruyen la circulación, señala el delegado de Sintra, Javier Salinas Álvarez. Aplicar horarios para los suministros y que se respeten es parte de las alternativas, indicó. Ya que están de regreso de una feria de promoción, fijarán fecha.

Hay todo el interés de que a esta reunión asistan y participen todos los actores involucrados en el problema, desde los que transportan suministros a hoteles, restaurantes y comercios de la zona costera, hasta el sindicato de taxistas por los sitios que hay a lo largo de la costera, además de la Dirección de Tránsito municipal, volqueteros y empresas que transportan materiales de construcción y emplean la vía Tulum-Boca Paila, agregó.

También te puede interesar: Puente Bojórquez disminuirá el tráfico vehicular en zona hotelera

Indicó que intervienen en este problema como autoridad de tránsito y transporte, ya que hay sitios de taxistas que a pesar de no tener un lugar específico para subir al transporte, están ahí haciendo turno.

También intervendrán la dirección de Tránsito municipal y la directiva de los diferentes sindicatos, todos los actores del tránsito y transporte para ver la forma de implementar horario, sobre todo para vehículos de carga y transporte de personal.

También hay una propuesta para que los taxis no hagan sitio frente a los hoteles, buscar un lugar donde se concentren y a través de radio solicitar la presencia de las unidades para prestar el servicio.

Los hoteleros son parte importante de la solución al problema, puesto que es común que frente a sus hoteles pongan todo tipo de obstáculos para evitar que se estacionen vehículos colocando troncos, piedras, y otro tipo de cosas, indicó Salinas Álvarez.

Esa carretera es una vía muy angosta, y es parte de los problemas que se viven a diario en la zona costera, por lo que no se pueden colocar cosas que obstaculicen el tráfico. Todo en conjunto crea las condiciones difíciles para transitar a lo largo de los diez kilómetros de la Tulum-Boca Paila, sobre todo cada temporada alta.

Serán invitados los dirigentes de hoteleros, de los sindicatos, directores municipales de Tránsito, Desarrollo Urbano, para llegar a un acuerdo y buscar soluciones. Solo es buscar una coordinación de todos para reducir los problemas, agregó.

Hay que controlar los vehículos que introducen madera, gas, material de construcción que emplean unidades de hasta 14 toneladas y contribuyen a crear el estancamiento vehicular, indicó.