Alejandro García/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- El spring break es un segmento que no se promueve desde las oficinas de promoción del estado; sin embargo, sigue siendo un segmento relevante para varios hoteles y prestadores de servicios turísticos, para los que sigue siendo rentable este segmento, señaló Lizzie Cole Guerrero, directora de la Oficina de Visitantes y Convenciones (OVC).

Actualmente ya no existen empresas que dominen el mercado, y eso implica cambios en el comportamiento y gastos de los springbreakers, además de que la dispersión entre muchos más competidores está haciendo cada vez más difícil tener números exactos respecto del volumen en que están arribando a Cancún.

También te puede interesar: Pierden interés por recuperar mercado de Springbreak

“En los últimos años los números de visitantes pertenecientes a este segmento ha bajado, pero esto se debe principalmente a que el destino cuenta con hoteles de mejor calidad y las tarifas hoteleras son más altas, entre otros factores”, comentó; aunado a que parte importante de este segmento ha evolucionado y busca opciones alternativas a la fiesta que comúnmente se les ofrece.

Este mercado ha tenido altibajos muy fuertes, pero mantuvo un crecimiento importante en los últimos años.

Las cifras de este mercado son estimaciones, pues no hay un sistema efectivo de medición, porque muchos hacen sus reservaciones a través de otras agencias e incluso ahora con la tecnología a través de dispositivos móviles, por medio de las aplicaciones.

Este segmento ha ampliado sus opciones en cuanto a actividades, ahora también realizan excursiones a parques temáticos, a sitios arqueológicos, ha cambiado la tendencia de los jóvenes desde hace un par de años; aunque no dejan de ir a los antros y a las fiestas de playa, porque finalmente vienen a divertirse.

En promedio un spring break gasta alrededor de 200 mil dólares al comprar un paquete para vacacionar en este destino, independiente del gasto que realiza en las tiendas de conveniencia y de artesanías, para comprar los suvenires, aunque es muy poco lo que desembolsan en este rubro; su estancia promedio es de cuatro a seis días

Para la temporada de spring break de este año, que iniciará a finales de febrero y se extenderá a lo largo de seis semanas, se anticipa un crecimiento de cuando menos 10%, señaló David Rebolledo, director de la agencia de viajes online BestDay.com. Para esta agencia online el año pasado este mercado registró un crecimiento del 22%.