Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- La segunda noche de la décimo quinta edición del Riviera Maya Jazz Festival estuvo marcada por la presencia juvenil de Steffie Beltt, quien esparció, ante unas cinco mil personas en playa Mamitas, los sonidos clásicos del blues.

La segunda noche del emblemático festival una vez más estuvo marcada por un retraso de casi dos horas, similar a lo que sucedió el jueves pasado cuando se le rindió homenaje a Fernando Toussaint, quien fuera director ejecutivo del evento y falleció en este año.

También te puede interesar: Arranca el Riviera Maya Jazz Festival

Steffie Beltt, acompañada de siete músicos, abrió paso a un espectáculo que duró casi una hora y retuvo en sus lugares a los asistentes que se dieron cita en el magno evento desde casi tres horas antes.

Desde la conferencia de prensa realizada en la mañana de este viernes, Steffie confesó que su presencia en el Riviera Maya Jazz Festival ha sido, hasta el momento en su carrera, el más significativo, asimismo mencionó que su proyecto siempre ha contemplado llevar blues y jazz a jóvenes de su edad y menores que ella.

Desde su perspectiva, comentó que estos géneros musicales son vistos como música de “viejitos” por parte de la llamada generación millennial, sin embargo, dijo que también hay un gran número de este sector que busca este tipo de arte.

En la sesión musical encabezada por ella, hizo un recorrido con composiciones que forman parte de su primer disco titulado “Luna de octubre”, también homenajeó a Janis Joplin y cantó la clásica composición mexicana de Consuelito Velásquez: “Bésame mucho”.