Redacción
CANCÚN, Q. Roo.- Tres meses atrás, el señor Raúl Erick Castillo de Lucio dejó su casa ubicada en el municipio de Apan, Hidalgo, para llegar a la ciudad de Cancún por cuenta propia, en busca de mejores oportunidades de trabajo, donde logró encontrar un empleo en un hotel de Isla Blanca.

Raúl Erick tenía una comunicación constante con su esposa, a quien le contaba su día a día y todo lo que hacía en su centro laboral, pero todo cambio el pasado 4 de agosto, donde la señora Liliana González tuvo el último contacto con su esposo, vía WhatsApp, alrededor de las 19 horas.

También te puede interesar:  Servicios Públicos embellece el parque de Las Palapas

El día 5 de agosto, Liliana intentó comunicarse con su esposo, donde al llamar a su teléfono ya se encontraba apagado. Durante seis días insistió en localizarlo vía telefónica, al no obtener respuesta el pasado domingo decidió trasladarse a Cancún, en compañía de la madre de Raúl, la señora Marlene, e iniciar la búsqueda.

Al llegar a la ciudad, acudieron al departamento donde él vivía, ubicado en la Región  107, encontrando todo en orden. Ambas decidieron asistir a todos los hospitales de la ciudad, a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), para lograr dar con su paradero, sin obtener ninguna señal de él.

Levantaron la denuncia por desaparición en la Fiscalía General del Estado, zona norte, con el número de expediente: FGE/QR/BJ/08/11790/2018.

Liliana y Marlene acudieron al centro de trabajo de Raúl, donde no lograron obtener ninguna información, debido a que se les negó la entrada al centro de hospedaje.

De igual forma arribaron a las inmediaciones de la tienda Elektra, donde solicitaron los videos de las cámaras de vigilancia para corroborar si Raúl, logró llegar a buscar el envío que le había mencionado el pasado 4 de agosto. Hasta el momento la solicitud se encuentra en proceso y están a la espera de que sea autorizada.

Al momento de su desaparición, vestía camisa color morado con rayas, su complexión es robusta, cabello corto, lacio y negro; su tez moreno claro, con ojos cafés oscuros.

 Sus señas particulares son: tatuaje en la espalda con la forma del calendario azteca y la leyenda de ‘castillo’, en el cuello una figura de cristo, en el ojo izquierdo cuenta con otro tatuaje en forma de lágrimas, en el antebrazo derecho tiene cartas de poker, en el abdomen del lado derecho la figura de un tigre y en el pecho, tiene un tatuaje con la forma de águilas.

Si tienes algún dato sobre el paradero de Raúl Erick Castillo de Lucio, llama al número (998) 8817150 ext. 2169 o al número 9981484285.