Redacción/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El chofer de un taxi intentó aprovechar el nerviosismo de una joven conductora, luego de que sus vehículos se vieran involucrados en un choque, la mañana de ayer.

La estudiante de la Facultad de Medicina, de la Universidad de Quintana Roo, conducía de poniente a oriente un Nissan Versa blanco, matrícula UTK-098-D, sobre el carril derecho de la avenida Erick Paolo Martínez.

También te puede interesar: Conductora deja heridos a dos motociclistas

En la intersección con la avenida de Los Constituyentes del 74 detuvo su marcha al encenderse la luz roja del semáforo, pero decidió maniobrar en reversa para evitar que la colisionaran.

Al hacerlo, chocó contra un taxi Chevrolet Spark, con número económico 34 y matrícula del servicio de alquiler de Quintana Roo A-315-TMA, pues el conductor no guardó su distancia.

Tras el incidente, el taxista responsabilizó a la joven y le pidió dinero para reparar el leve daño que le ocasionó el choque a su unidad, sin embargo ella optó por llamar al número de emergencias.

Los peritos determinaron que la responsabilidad no fue de la joven universitaria, ya que el percance se originó debido a que el taxista no guardó su distancia y provocó que lo chocaran; por ello cada uno decidió pagar sus propios daños y se retiraron del lugar.