Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Al mediodía de este jueves se registró una protesta de operadores del sindicato de taxistas Lázaro Cárdenas del Río, quienes rechazaron el ingreso de Uber a otras partes de la entidad y además pidieron a Sintra intervenir en contra de la empresa BIN.

Alrededor de 50 chafiretes se dieron cita en las inmediaciones de la terminal marítima de Playa del Carmen, donde expusieron con pancartas su descontento en contra del supuesto pirataje que se practica en la ciudad.

También te puede interesar: Iniciativa de ley moviliza a los taxistas

“La SCT saben que los de BIN no deben de estar cargando en zona municipal y pedimos que se aplique la ley… pedimos que no se sigan cometiendo agravios, no sólo es BIN, sino otros, por ejemplo nos llegan muchas camionetas federales de otros estados, desafortunadamente mucha gente se enfoca en otras cosas y no en beneficio de la ley. Le decimos al ciudadano que nosotros hacemos manifestaciones pacíficas”, dijo Sebastián Jiménez González, socio del sindicato de taxistas Lázaro Cárdenas del Río.

Agregó que rechazan cualquier reforma que aliente la introducción de vehículos de transporte público que no cuenten con concesión.

La mayoría de estos operadores brindan el servicio en el sitio conocido como “La Piña Loca”, que se sitúa en la Décima Avenida con Primera Sur, lugar donde de acuerdo con sus observaciones, llegan los empleados de la operadora BIN para subir pasaje.

Sin embargo, de acuerdo con Jesús Duarte Yam, delegado de Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra) en Solidaridad, esta empresa tiene permisos en regla y además ya se han remitido al corralón seis unidades pertenecientes a este particular por salirse de la ruta.

Aunque en el módulo de BIN no dieron su versión, en entrevistas pasadas con sus representantes, se aseguró que cuentan con permisos federales y en ningún momento han entorpecido la operación de los taxistas afiliados al sindicato Lázaro Cárdenas del Río.

La protesta concluyó alrededor de las 13 horas y de acuerdo con los inconformes seguirán manifestando la inconformidad hasta que los representantes de Sintra realicen un ordenamiento de la zona turística referente al servicio de transporte.