Alejandro García/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Exigiendo una solución en el tema de los bloqueos y ataques violentos por parte de taxistas en todo el estado, y que cesen las excesivas inspecciones de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra), el Consejo Directivo de la Asociación Mexicana de agencias de Viajes (AMAV) envió un documento al gobernador Carlos Joaquín González, así como a Sintra, Secretaría de Turismo de Quintana Roo (Sedetur), Policía Federal y otras instancias.

El gremio manifiesta su disgusto ante la constante actitud beligerante y por encima de ley por parte de los diversos gremios de taxistas en el estado y recientemente, los del municipio de Puerto Morelos y los que sirven a la zona de Playa Mujeres, aunque existen casos de violencia también en Mahahual, Cozumel y otros, sin que las autoridades correspondientes intervengan.

También te puede interesar: Prestadores de servicios de Holbox buscan revocar permisos

“Entendemos perfectamente que el gobernador Carlos Joaquín y su equipo han heredado este lastre de sus nefastos antecesores, pero ahora él está a cargo y le corresponde solucionarlo y poner fin a esta pesadilla que se está agravando cada día”, añade el escrito.

Los transportistas aliados y afiliados a la AMAV no entienden por qué la autoridad sigue permitiendo que los taxistas tomen la ley en sus manos. Reconocen que los taxistas son necesarios como en cualquier parte del mundo, sin embargo reiteran que no es su vocación la de ofrecer servicios de transportación turística.

Los taxistas deben limitarse a lo establecido en su concesión, hacer servicios de “ruleteo” y sitio en donde les esté permitido. El documento expone algunos ejemplos, como el caso Uber, “que no es de nuestro interés ni incumbencia como empresarios turísticos, pero sí como ciudadanos, ha reflejado un desprecio hacia la voluntad de toda la sociedad quintanarroense, por el temor a las posturas de los taxistas”.

La carta se envió con copia para la Secretaría Federal de Turismo, el CNET, la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, la Asociación de Hoteles de la Rviera Maya, el Consejo Coordinador Empresarial del Caribe, Asur, entre otras instancias.