Ángel Villegas/SIPSE
CANCÚN, Quintana Roo.- Sin duda, la tecnología también es una herramienta de dos filos, es decir, los pescadores podrían volverse depredadores, llegar a zonas de pesca o bancos de peces y capturar en demasía, de ahí la importancia de regular esta disciplina y respetar el número de especies permitidas por las instituciones federales, como la Conapesca.

El pescador debe aprender a respetar códigos de conducta, ser consciente y preservar el entorno marino.

También te puede interesar: Presentan Torneo de Pesca ‘Don Andrés García Lavín’

Como deporte, la finalidad de la pesca es la recreación y esparcimiento, necesitando el dominio de una o varias técnicas para realizarla, así como de un equipo especial. Los pescadores no buscan la captura masiva de peces, sino que dedican su esfuerzo a obtener el mejor ejemplar, con las mayores dimensiones y peso, para ganar la competencia o satisfacer el afán de superación innato en el hombre.

Varios aspectos de la pesca mejoran con el uso correcto de la tecnología. (Redacción/SIPSE)

Para darse una idea, los grandes progresos en la tecnología de las fibras -junto con la introducción de otros materiales modernos-, han hecho posible, por ejemplo, los cambios en el diseño y el tamaño de las redes de pesca.

Durante los últimos cinco años, Puerto Morelos ha destacado como un gran destino de pesca deportiva, principalmente por compartir zonas donde existe mayor profundidad y una corriente marina favorable para los picudos (marlín azul y blanco).

Los pescadores no buscan la captura masiva, sino que dedican
su esfuerzo a obtener el mejor ejemplar. (Redacción/SIPSE)