Alejandra Carrión/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo. Las obligaciones laborales en el campo, el embarazo a temprana edad y la migración, son los tres principales factores por los que dos de cada 10 jóvenes de las zonas rurales no concluyen sus estudios de telebachillerato.

Rafael Romero Mayo, subsecretario de Educación Media Superior y Superior, indicó que de cada 10 jóvenes que estudian en los telebachilleratos, dos abandonan la escuela.

Comentó que lo más común en las comunidades rurales es que los jóvenes concluyan su educación secundaria y busquen empleos para ayudar económicamente a sus familias.

También te puede interesar: María Rosa plasma la identidad de Chetumal en la literatura

“Algunos jóvenes, sobre todo de las comunidades emigran a la zona norte en busca de empleo. Ellos terminan la secundaria y se emplean, por eso en esas áreas es donde estamos desarrollando estrategias”, dijo.

Indicó que en este año, los jóvenes que están incursionando en los telebachilleratos, además de recibir la parte educativa, también llevan una formación en carpintería, mecánica o electricidad de donde salen certificados, de tal manera que puedan valerse por sí mismos.

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Educación de Quintana Roo (SEQ), en el estado existen más de 70 telebachilleratos en igual número de comunidades de la zona norte, centro y sur del estado, donde estudian más de cuatro mil alumnos.

José Manuel Gil Padilla, delegado de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en el Estado, dijo que los telebachilleratos contribuyen a una estrategia nacional para abatir el rezago educativo.

Además garantiza a hombres y mujeres de las comunidades, la oportunidad de estudiar en su propia localidad o muy cerca de ella.

El Telebachillerato Comunitario (TBC) es un programa federal que opera en aquellas poblaciones que tienen menos de dos mil 500 habitantes, y además no cuentan con algún servicio de educación media superior a cinco kilómetros a la redonda.

 La formación que brinda es de acuerdo al plan de estudios de la Dirección General del Bachillerato (DGB), que incluye un componente básico, uno propedéutico y uno de formación para el trabajo.