Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Quintana Roo.- La competencia de otros destinos para el buceo, el desgaste del ecosistema marino y la mala imagen que genera el sargazo, ha generado que las empresas de buceo incrementen cada vez más sus actividades en cenotes para seguir en las preferencias del turismo internacional y mantener estable ese mercado pese a que no ha habido crecimiento en los últimos años.

“Hay mucha competencia, hay muchos lugares donde el turismo puede bucear, cada vez hay más lugares en el mismo Caribe, y la verdad es que el sargazo ha comenzado a afectar, porque es bastante incómodo para la gente y más aún cuando no tenemos la infraestructura adecuada para embarcar, especialmente en Playa del Carmen”, indicó Alfonso Torres Costa, presidente de la Asociación de Prestadores de Servicios Acuáticos (APSA).

También te puede interesar: Ruta de los Cenotes recibe con 'brazos abiertos' al turismo

Previó que en este año no habrá crecimiento de la actividad, pero sí se va a mantener estable en parte gracias a que también hay apertura de cenotes que les ha permitido ampliar su oferta cuando el embate del sargazo es fuerte, e incluso cuando hay cierre de puerto.

“La temporada alta funcionó bien, hubo afluencia de usuarios, estuvimos llenos, no sobresaturados, tuvimos días de puerto cerrado pero los cenotes es una alternativa para la gente”, sostuvo.

Torres Costa informó que 75% del turismo de buceo proviene de Estados Unidos y Canadá, seguidos de los europeos, principalmente ingleses, y por último el turismo latinoamericano en el que se inserta México.

“El mercado se ha centralizado en mercado estadounidense desgraciadamente, porque antes era como que más mezclado con los europeos y ahora se ha focalizado; afortunadamente no nos ha pegado el tema de la inseguridad pese a los ‘warnings’ y eso nos ha ayudado a mantener la actividad”, declaró.

En APSA hay 10 socios pero agrupan a algunas de las empresas más grandes de buceo y turismo náutico como Scuba Caribe y Dressel Divers.