Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Quintana Roo.- En plena temporada de Cuaresma y cuando se incrementa el consumo de pescados y mariscos, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) alertó de una toxina que está presente en moluscos procedentes del océano Pacífico.

De acuerdo con Julio Mendoza Álvarez, director de la Cofepris, está prohibida la venta de estos productos en todo el país, particularmente en Playa del Carmen, se revisaron 22 marisquerías que cuentan con permisos, en los cuales no encontraron estos productos.

También de puede interesar: Verifica Profeco precios de pescados y mariscos

La saxitoxina es el nombre de esta sustancia que provoca efectos neurológicos negativos en personas que los consuman.

“Se encontró esta toxina y en los moluscos, aunque ya se revisaron los establecimientos y no se encontró ningún indicio de que esté presente en los productos que se consumen (aquí) porque particularmente vienen del Golfo de México, aunque se han dado casos de producto que llega del Pacífico”, afirmó Mendoza Álvarez.

"No se encontró ningún indicio de que esté presente en los productos que se consumen (aquí)".

El funcionario comentó que con motivo de la Cuaresma están revisando estos establecimientos de manera aleatoria, por lo que en los siguientes 20 días planean volver a pasar a las mismas marisquerías donde realizaron la supervisión por la alerta de la toxina.

Mendoza Álvarez recomendó a la población revisar que el pescado que compre tenga piel firme, escamas bien adheridas, agallas color rojo intenso, olor a mar. Además, debe estar en cama de hielo, o en refrigeración menor o igual a cuatro grados centígrados; en el caso de ostiones, almejas, mejillones y similares, las conchas deben estar cerradas.

En esta temporada la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) iniciará también un operativo de verificación de estos establecimientos, informó la titular de la dependencia, Marisol Huitrón Rangel.

“Vamos a revisar que cumplan con lineamientos, como los precios a la vista, pero también que tengan las básculas en buenas condiciones y estén bien calibradas, eso es lo principal  (…) hasta el momento no se ha sancionado algún negocio de este tipo”, afirmó.