Verónica Fajardo/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Los pares viales han disminuido el tráfico en un 70% en Cancún, sobre todo en el bulevar Colosio y las avenidas López Portillo hasta la 20 de Noviembre y La Luna; sin embargo, el centro de la ciudad es un “cuello de botella” que necesita una infraestructura y mejorar la movilidad, reconoció el director de Tránsito de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito, Rodrigo Alcázar Urrutia.

Las quejas son constantes, sobre todo en redes sociales, pero una vez que los conductores vieron los beneficios también disminuyeron los desacuerdos con la ciudadanía, y esto ha pasado en la avenida Kabah, pero al final la gente está palpando los beneficios de estos cambios de tránsito, agregó.

También te puede interesar:  Niega Semarnat que recale se haya salido de las manos

“En la medida en que la gente deje de usar las calles cercanas a las avenidas en donde se aplicaron estos pares viales y utilice las vías adecuadas, el tráfico comenzará agilizarse”, consideró el funcionario.

El centro de Cancún -reconoció- seguirá siendo un “cuello de botella” en horas pico, porque es la principal salida para llegar a la zona hotelera o la Riviera Maya. La única forma de mejorar la movilidad es tener avenidas en un mismo carril, por tal motivo se realizan las modificaciones en la Xcaret y la Cobá, por lo que también comenzarán a verse los beneficios a corto plazo.

Rodrigo Alcázar dijo que la ciudadanía debe informarse a través de los medios de comunicación sobre los cambios que se realizan en las avenidas, para que no les llegue la sorpresa. Informó que analizan con diversas dependencias la posibilidad de quitar las glorietas de las avenidas Xcaret, Cobá y Yaxchilán.

El regidor de la Comisión de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito, Rubén Treviño Ávila, comentó que los cierres en la avenida Kabah y la implementación de los pares viales, tienen como objetivo sentar las bases para mejorar la movilidad en el municipio.