Carlos Castillo/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- El tráfico de ganado en la frontera de Belice con la ribera del río Hondo, ha disminuido considerablemente en los últimos años; sin embargo, la preocupación en este momento para los productores es el abigeato.

Florencio Song Solís, presidente de la Unión Ganadera Regional (UGR), señaló que hace diez años sí se sentía con rigor el problema del tráfico de ganado a través de la frontera con Belice, lo que provocaba caídas en el precio y aunque ahora no se tiene conocimiento de esta actividad por la zona, la principal preocupación no es el ganado que entra, sino el que está desapareciendo de los potreros.

“Podemos vigilar y denunciar pero no arriesgarse a tratar de hacer justicia por mano propia, aunque si cause hartazgo la situación”

“Si bien esto no quiere decir que esta actividad no se esté dando, nos preocupa más las afectaciones que están teniendo los ganaderos debido al abigeato, lo que ha provocado que los productores tengan que contratar personal extra para el cuidado del ganado”, comentó.

También te puede interesar: Aumentan ventas de helados y productos fríos

Dijo que en la ribera del río Hondo, la mayor parte del ganado esta aretado, los productores han aprendido que es una forma de garantizar y asegurar su hato ante cualquier problemática.

Agregó que más probable no es que el ganado se esté traficando por la frontera con el vecino país de Belice, sino que está siendo robado y comercializado en el mismo estado o dentro de la península de Yucatán.

“Ya estamos trabajando en conjunto con la Fiscalía, hemos estado en capacitaciones e intercambiando información, sobre la ganadería cosas técnicas que la fiscalía no tenía conocimiento y cosas sobre qué hacer los ganaderos en caso de ser víctimas del delito”, dijo.

Agregó que lo principal es convencer a los ganaderos afectados a confiar en las autoridades y que denuncien los robos, para que entonces la Fiscalía pueda empezar con la labor que a ellos les corresponde.

En cuanto a que algunos ganaderos de la ribera del río Hondo hayan armado sus grupos de autodefensa con la finalidad de preservar su patrimonio, el líder señaló que no están de acuerdo en que los ganaderos hagan justicia por mano propia o quieran hacer la labor de las autoridades.

“Podemos vigilar y denunciar pero no arriesgarse a tratar de hacer justicia por mano propia, aunque si cause hartazgo la situación”, comentó.