Claudia Olavarría/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Doce regidores condenaron a 350 mil cancunenses a utilizar por 10 años más, un transporte público deficiente basados en un dictamen que no evaluó la funcionalidad o eficiencia operativa de la totalidad de la red de transporte.

El estudio que presentó Francisco Amaro Betancourt, hasta ayer director de Transporte y Vialidad, en Benito Juárez, sólo tomó en cuenta la existencia de unidades, las rutas establecidas, y contratación de personal, sin tomar en cuenta las condiciones de las unidades ni la calidad del servicio.

También te puede interesar: Exigen a diputados no aprobar concesión de transporte

Novedades Quintana Roo, el martes pasado, publicó que el Cabildo en Benito Juárez el día anterior aprobó con 12 votos a favor y cuatro en contra, la prórroga de la concesión del transporte público urbano por 10 años a las empresas Autocar Cancún S.A. de C.V., Sociedad Cooperativa de Transporte del Ejido Alfredo V. Bonfil, S.C.L., Sociedad Cooperativa de Transporte Maya Caribe, S.C.L., y Transportadora Turística Urbana de Cancún S.A. de C.V. (Turicun).

El dictamen, del cual una copia obra en poder de Novedades Quintana Roo, señala que esa evaluación previa de factibilidad fue realizada a partir de la solicitud de prórroga realizada por las empresas citadas de octubre a diciembre pasado.

En la revisión del servicio que prestan las empresas en la zona hotelera el informe señala que los derroteros de las rutas operan de acuerdo con el contrato de prórroga vigente, con altos puntos de concentración en las avenidas Tulum, Kabah, Andrés Quintana Roo y Cobá.

La falta de señalización de paraderos provoca que los conductores de las unidades realicen paradas para ascenso y descenso de pasajeros sin control, lo que ralentiza el servicio e impiden una mejor movilidad para los usuarios.

Los derroteros de las rutas concesionadas a las empresas de transporte urbano público los autorizaron hace 20 años tanto de zona hotelera como la ciudad, tiempo en el que la mancha urbana ha crecido y hay zonas que no tienen el servicio, y otras rutas solo han sido ampliadas.

La Dirección de Transporte y Vialidad en el documento ingresó también las propuestas de las empresas para mejorar el servicio, como es la incorporación de tecnología (Wifi); instalación de cámaras de video vigilancia en todas las unidades, instalar gradualmente en cada uno de los camiones de transporte público gobernadores de velocidad, para limitar la velocidad, realizar estudios y proyectos respecto a la viabilidad de instalar equipos de aire acondicionado con una tarifa diferenciada; trabajo conjunto entre empresas y gobierno municipal en un proyecto de señalización y paraderos, además de realizar estudios en materia de movilidad y determinar la viabilidad de un pago electrónico de prepago.

Las propuestas de mejoramiento del servicio son las mismas que desde la administración de Julián Ricalde Magaña han estado en la mesa de discusiones y que hasta la fecha empresarios y autoridades no han puesto en marcha.

El Ayuntamiento en su página señala que tiene la facultad de prestar por sí o a través de particulares el servicio público de transporte de pasajeros en ruta establecida, por ello firmó contratos de concesión con las empresas mencionadas con fecha 15 de diciembre de 2008, por un periodo de 10 años de acuerdo con la publicación en el Periódico Oficial de Quintana Roo del 29 de diciembre de 2008.