Stephani Blanco/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- A través de un estudio que estará listo en diciembre determinarán si el Transporte Terrestre Estatal (TTE) seguirá funcionando y ordenarlo, o será sustituido por otro medio de transporte, ya que resultan un problema al haber una sobresaturación y un abuso.

El estudio que trabajan entre el Instituto de Planeación de Desarrollo Urbano Municipio Benito Juárez (Implan) y la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra), determinarán el número de unidades que hay, las rutas y si es necesario este medio de transporte, ya que por ahora tienen un padrón de 760 vans, aunque no es el número real, y 12 rutas que son irregulares.

También te puede interesar: Instalan las primeras barreras para detener el sargazo en Q. Roo

La idea es desaparecerlas, ya que en un inicio eran solo un alimentador de transporte de la avenida López Portillo y la salida a Mérida, teniendo como límite la avenida Kabah; sin embargo, esto ya generó un conflicto con el servicio establecido, explicó Carlos Díaz Carvajal, director del Implan.

La Sintra está revisando quienes tienen la concesión, ya que ahora son una anarquía de la que la secretaría estatal, en pasadas administraciones, fue cómplice del desorden y los resultados son los que ahora se ven, agregó William Conrado, titular de la Sintra.

Son al menos siete organismos que trabajan con la Sintra para dar una alternativa en lugar de las combis...

“Con esto vamos a replantear las rutas que hay en el municipio, aunque en el caso de las rutas que son irregulares ya están siendo utilizadas por la población y esto ocasionará una afectación”, mencionó. Ya la administración está por finalizar y para ello habría que replantear a la nueva administración el tema.

Desde hace más de dos años hay diversas denuncias ciudadanas de las irregularidades de las TTE, en las que se han documentado sobrecupo que al momento de un accidente genera lesionados y muertes, además de que han creado sus propias rutas sin autorización.

Son al menos siete organismos que trabajan con la Sintra para dar una alternativa en lugar de las combis. “Nos hemos topado con muchos problemas, ya que lo que a nosotros nos parece irregular, de pronto aparecen documentos en los que les dieron los permisos, lo cual ha complicado las cosas”, explicó.