Eric Galindo/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- En un zafarrancho casi estuvo de terminar un conflicto de transportistas la mañana de ayer, cuando operadores de combis de Isla Mujeres bloquearon a choferes de la empresa Autocar, para que no cargaran pasaje en la terminal marítima de Puerto Juárez, quienes este lunes empezaron a operar en ese punto de la ciudad. La presencia de la policía calmó los ánimos de los choferes.

A las 11 horas, los elementos de Seguridad Pública de Cancún les dieron la orden de que se trasladaran a la terminal marítima de Puerto Juárez para verificar el reporte de una alteración del orden público de choferes de dos empresas de transporte público.

También te puede interesar: ¡Guerra de rutas! Autocar y Ultramar pelean por Puerto Juárez

El conflicto derivó porque ayer la Ruta 6 de Autocar amplió su rango para llegar a hacer base a la terminal marítima de Puerto Juárez, toda vez que antes llegaban hasta la colonia Lombardo Toledano.

La decisión fue por las constantes sugerencia de los usuarios que llegaran hasta dicha terminal, ya que las combis los dejaban lejos de ese lugar.

Ayer cuando los choferes de Autocar empezaron a operar en esa zona, no tardaron en ser bloqueados por los operadores de las combis de transporte público, quienes legaron que no estaban autorizados para levantar pasaje en ese lugar.

Las palabras altisonantes empezaron afluir entre los choferes de ambas empresas, hasta que llegaron elementos policíacos para calmar los ánimos y solicitarles que no estuvieran alterando el orden público o de lo contrario los remitirían al Centro de Sanciones Municipales, conocido como “El Torito”.

Tras un par de horas de diálogo entre los representantes de ambas empresas, acordaron en llegar a desbloquear una de las vialidades y retirarse del lugar, para posteriormente arreglar el conflicto con las autoridades competentes.