Adrián Barreto/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Pese a los recortes que el gobierno federal anunció para el próximo año, la Riviera Maya tendrá una inyección de 189 millones de pesos que sarán usados para la promoción en ferias, salarios y gastos administrativos, y el festival de jazz en su edición 2018, que si bien no crece respecto al 2017, se mantiene en los mismos niveles.

Así lo adelantó Darío Flota Ocampo, director del Fideicomiso de Promoción Turística de la Riviera Maya, toda vez que este martes se someterá la propuesta de su operación del próximo año en la sesión del Comité Técnico.

También te puede interesar: Avalan hoteleros auditorías, pero piden 3% al destino pactado

“El presupuesto que estamos proponiendo es similar al del año 2017 en el que tenemos 189 millones que le correspondieron a Riviera Maya, pero eso dependerá del Comité que integra la Sedetur, los ayuntamientos y los empresarios”, dijo.

La propuesta que resulte de esa junta de trabajo debe ser mandada al Congreso del Estado que le puede hacer modificaciones, y que posteriormente debe ser, en caso de que haya cambios, ajustada en una nueva sesión del Comité Técnico del Fideicomiso que se realizarán en los primeros días del año siguiente.

“Así es como formamos el plan de trabajo, la distribución del dinero en gastos operativos, relaciones públicas, asistencia en ferias y eventos, y pese al recorte del gobierno federal creemos que al menos vamos a contar con los mismos recursos de este año, que no es poco aunque al final tampoco son suficientes”, dijo Flota Ocampo.

De los 189 millones que tuvieron este año, 35 de ellos los asignó el Consejo de Promoción Turística de México para campañas institucionales, cantidad que tuvo que ser equiparada por el organismo de Riviera Maya.

“Cuando es tripartita la aportación, el socio, que suelen ser las empresas como Delta, por decir uno, pone la suma que CPTM y Fideicomiso juntamos. Es decir que si CPTM pone 50 y Fideicomiso 50, el socio pone 100. Así es como funcionamos, pero en esas campañas en que se suman los socios anunciamos sus productos”, aclaró.

En este 2017, el Fideicomiso también cubrió cerca de la mitad de la deuda de 118 millones de pesos que tenían con proveedores, y que, de acuerdo el titular de la oficina, dicha erogación no afectó a la promoción.

“Para este año no nos vimos afectados económicamente. Este año recibimos recursos que corresponden a las acciones de promoción, pero también dinero que corresponde al pago de adeudos anteriores, son dos fuentes diferentes. Redujimos el importe a menos de la mitad y se ha generado el presupuesto de este año en las campañas que están en marcha”, apuntó Flota Ocampo.